jueves, 27 de enero de 2011

Entramos en el tercer trimestre

Parece que fue ayer cuando nos enteramos de la noticia y ya van siete meses... uf! como pasa el tiempo.
De momento no se me está haciendo demasiado pesado, así que lo llevo bastante bien, aunque sospecho que estos meses acabaran haciéndose muyyyyyy largos.
Resumiendo, así van mis siete meses de embarazo con sus cosas buenas y menos buenas (que no vamos a decir malas, no?:
- Menos buenas: La barriga ha pegado un estirón en estas semanas y creo que dentro de poco pegará otro mucho más grande. Me siento más pesada y con más molestias en la espalda y la pelvis, pero se soportan bien. Lo malo es que los pijamas, que hasta ahora me entraban bien (al menos dos de ellos) y no había necesitado comprarme nada, han empezado a dejar de abrocharme y ya solo me vale uno, aunque sospecho que en un par de semanas ya ni ese. ¿Alguna sugerencia de pijama aparte de unas mallas y una camiseta ancha?. Por cierto, también casi desde el principio de esta aventura en vez del sueño constante del que hablan  la mayoría de las embarazadas, a mi me ha dado insomnio y me despierto mucho durante la noche. Menos mal que me vuelvo a dormir pronto...
Los ardores me traen por la calle de la amargura ¡me paso el día poniendo cara de asco por su culpa! Como ya no se calman con nada, me han acabado recetando un medicamento a ver si tiene más éxito, aunque esta semana parece que la cosa va mejor sin necesidad de tomar nada (crucemos los dedos para que siga así).
Las ganas de orinar aumentan y aunque desde el principio he ido mucho al baño, ahora es cada 15 minutos (mi compañera me empieza a mirar ya con cara rara). Una cosa buena es que aun no me despierto para ir por las noches.
Me mareo en cualquier transporte: avión, metro, coche... Solo estoy bien si soy yo la que conduzco o voy de copiloto.
- Buenas: ¡El peque no para de moverse!, (¿este niño no descansa nunca?) y me salen unos bultos en la barriga que a veces me da hasta vergüenza que la gente me mire. Pero por las noches también me deja descansar.
Aparte de la barriga, no he engordado nada. No se me han hinchado las piernas, ni me ha cambiado la cara ¡ni siquiera el pecho! sigo llevando los mismos sujetadores que antes del embarazo. Tampoco tengo estrías (al menos de momento no han salido) así que por esa parte todo fenomenal. Sigo conduciendo y muy activa, aunque el cansancio se va notando cada vez más.
Todos los análisis que me han hecho han salido fenomenal: no tengo anemia, no tengo azúcar, tengo la tensión baja... Vamos, que estoy teniendo un embarazo estupendo. ¡Esperemos que siga así hasta el final!

Muchos besos!!

4 comentarios:

  1. A mi lo único que me calmaba los ardores ( un poquito xq milagros no hace) era beber agua con gas a todas horas.
    Consejo xa dormir, yo usaba una almohada de lactancia de theraline super grande y fue lo mejor del mundo, la sigo usando aún ahora con el peque :D

    ResponderEliminar
  2. Voy a probar lo del agua con gas ahora mismo!! ya te contaré que tal.
    Aun no me he comprado almohada ni cojin de lactancia, pero sí que duermo desde hace unos meses con un almohadón de los que tenemos en la cama entre la barriga y las piernas, que si no noto mucho el peso. El problema es cuando me doy la vuelta que tengo que llevarlo conmigo!!

    ResponderEliminar
  3. Mis amigas me regalaron un pijama de premama super bonito del woman secret que era lo más de cómodo. Yya sabes que el woman no es muy caro...prueba a ver!!!!

    ResponderEliminar
  4. Beatriz los he visto pero solo los venden por internet y la talla más pequeña que tienen (la 40)a mi me queda enorme. De momento me he comprado un pantalón de pijama en Etam que parece premama porque es alto de cintura y muy flojito y lo mejor es que me ha costado 10 €!!!. Para la parte de arriba, ya le he dicho a mi chico que me vaya buscando camisetas de alagodón suyas de manga larga que esten estropeadas o viejas ¡aunque con su altura me van a valer de camisón!

    ResponderEliminar

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!