miércoles, 17 de agosto de 2011

De compras va la cosa

Como ya sabéis en las rebajas de enero no pude comprar nada porque mi estado no era para dejarse un pastón en ropa, pero ahora con las rebajas de verano estoy arrasando. Aunque la verdad es que para mi solo han sido pocas cosas, la mayoría se lo ha llevado el peque. Eso sí, he comprado con cabeza y casi todo es ropa para el invierno que de verano tiene un montón, sobre todo regalada; tanto que estamos a mediados de agosto y aun tengo cosas sin estrenar...bueno, vale, reconozco que por Internet he arrasado en una página de compras multimarca han salido las cosas súper baratas y todos los días compro algo para mi, para el peque o para mi chico.

Pero aparte de ropa, tenemos que comprar cosas más prácticas y estamos mirando ya la trona, ya que el peque el mes que viene empezará con la papilla de frutas, y antes con la de cereales.  Queremos una cosa práctica, sencilla que no ocupe mucho sitio y que no sea un armatoste así que las opciones (de momento) se han reducido a dos: La Spin de Concord


y la Antilop de Ikea. 
Por precio, obviamente, gana la de Ikea pero la Spin se pliega mucho y no ocupa casi sitio. Ayer ya estábamos casi decididos a comprarla pero nos dijeron que tienen que pedirla y que no estará hasta finales de septiembre ¿y si la necesito antes? así que otra vez estamos en la duda. No sabemos si esperar a que nos traigan la de Concord o directamente comprar la de Ikea que es la que tiene mi amiga y dice que para ella es la mejor y que está encantada. Lo malo es que esa no se pliega ni nada, pero como es pequeña pues no ocupa mucho sitio. ¿Que trona tenéis vosotros? Desde luego hay autenticas maravillas como la de madera de Stokke o la de Bloom pero a ver donde meto yo eso en mi casa...
Así que por favor, pido ayuda a padres y madres recientes y veteranos. 
Un besazo!

4 comentarios:

  1. Querida María: qué rápido crecen verdad, que ya andas buscando trona....pues justo yo este finde le he quitado la suya a N.
    Te cuento, la mia viene desde el hermano mayor y está nueva. Es una trona de madera que cuando no la usas se convierte en mesa y silla de la marca micuna (comprada en el corte inglés)y después de pasar por los dos está nueva, pero nueva de verdad. La bandeja para colocar plato es extraible con lo que te facilita sentar al niño y cuando es mayor se la quitas del todo y le sirve de silla alta para comer en la mesa normal con todos; por eso su uso es de muuuuuchos años. Ahora ha pasado a ser su mesa y su silla en su cuarto y está encantado ;D
    También te digo que puestos a comprar yo compraba la de Ikea porque mi hermana se compró una carisima que era fantástica y mi sobrina ODIABA la trona, no comia nada, le cojió mania y nada, nuevecita la tiene en su trastero...jajajaja.....la de ikea si tu bebé le coje manía pues nada no te da pereza desmontarla y nada más...y si la usas cuando ya no la uses pues se la das a alguien o incluso a la guarde que siempre saben de alguien que necesite.
    BuF!!! Que parrafada espero haberte ayudado.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Beatriz muchas gracias por tu consejo. Al final hemos comprado la de ikea y mi amiga se ha ofrecido a dejarme una como la tuya. La de concord me sigue gustando mucho pero entre el tiempo de espera y que no la tienen en stock en ningun sitio sino que tienes que pedirla por catalogo pues me da cosa gastarme ese dinero. ¿Como va ese verano guapa? Un besito!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Maria, aunque tarde te dire que en mi caso, tengo la stokke y la de ikea, no se decirte cual elegiría si solo pudiese tener una. El no tener bandeja hace que la stokke, (bueno si la tiene la tienes en la mesa, depende si te agarra) sea menos util cuando empiezan a manipular comida.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marta, muchas gracias por tu comentario. La stokke me encanta (como todo lo de la marca) pero el no poder plegarla nada hace que para mi sea un mueble más en la cocina y la de Ikea es más comoda de manejar (aunque dura mucho menos tiempo)
    Un beso!

    ResponderEliminar

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!