lunes, 9 de abril de 2012

Desaparecida

He estado un par de semanas desaparecida, pero es que no daba para más. En el trabajo tuve que echar unas horas extras por la falta de mi compañera que estaba de baja y cuando llegaba a casa después de recoger al peque y demás, ya no podía casi mantener los ojos abiertos.
También hemos tenido visita de familiares para Semana Santa y mi chico y yo nos turnamos los tres primeros días de vacaciones para estar con el peque y no llevarlo a la guarde. Los cuatro restantes, entre visitas, salidas (las pocas que hemos podido hacer a causa de la lluvia) y comilonas pues no he tenido tiempo para nada. De hecho, necesito una cura de desintoxicación para estos días después de tanto exceso.

Lo mejor es que el peque se lo ha pasado en grande ¡no ha parado! ha disfrutado de tener a mamá y papá en casa todo el día, ha ido de visita, salido a la calle, al parque, recibido todas las atenciones... vamos, que ya os podéis imaginar como ha estado.
Mañana es su cumple ¡el primer añito de mi peque! y la verdad es que lo llevo regular ¡no me puedo creer que el tiempo haya pasado tan rápido! En estos días os contaré sus avances en este mes y como lo vamos a celebrar.
besos!

2 comentarios:

  1. Bueno no te pongas tristona... es verdad que crecen muy rápido pero todas las etapas son estupendas. ya verás ahora como notas un montón el paso del año. entre uno y dos años aprenden un montón de cosas y están para comérselos. mi sobrina tiene año y medio y está en una etapa preciosa... aunque mi cuñada dice como tú... que no se puede creer que ya sea tan mayor!!! besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes razón!! Ahora estamos en una etapa distinta a la de recien nacido pero igualmente bonita.
      Un besazo.

      Eliminar

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!