viernes, 3 de agosto de 2012

De susto en susto

Desde que el peque ha echado a andar solito tengo el corazón a prueba de bombas!! No para ni un momento y todo su afán es pasar por los sitios más dificiles y si es uno por donde no cabe mejor que mejor. Tiene un genio tremendo y si lo quito del sitio donde está ya la tenemos montada. El domingo se metió a co... entre su carro y la mesa del salón y como no cabía, estuvo empujando hasta que lo consiguió. Se cayó en un hueco pequeño y se ha hecho un arañazo tremendo al lado del ojo. Y si además va unido a un chichón que se hizo en la guarde por subirse donde no debía pues os podéis imaginar como tiene la cara...

Ahora, además, le ha dado por subirse en todas partes y escalar ¡y vaya tela lo bien que lo hace! el otro día solo hice darme la vuelta para coger el teléfono y marcar un número y me lo encuentro subido a cuatro patas encima de la mesa. Vamos, que no se me salió el corazón por la boca de milagro...
Reja que ve, reja en la que se sube ¡parece un monito! y a las sillas, las mesas, el wc... Ah! y tal como se sube, se baja con una maestría impecable.
En el sofá es un peligro constante porque quiere darse la vuelta y cualquier día se cae. Ya lo he cogido dos veces casi al vuelo y eso que estaba a mi lado pero en una milésima de segundo me la lía. Y en la cuna ya lo he visto dos veces intentando subir la pierna por encima de los barrotes, y aunque aun no alcanza, cualquier día tenemos una desgracia. Como sigamos así voy a acabar desarrollando ojos en la nuca... y por supuesto ¡la barrita de arnidol siempre a mano! jajajajaj

Otra cosa es el tema de abrir y cerrar puertas y cajones. Ya hemos puestos topes en las puertas para que no pueda cerrarlas y cogerse los dedos, pero nuestros cajones tienen una configuración un poco extraña y no le valen los sistemas de seguridad normales de los niños, así que hay estamos dandole vueltas a ver que ponemos.
En la cocina, ya no puedo hacer con él cerca. Antes lo sentaba en la trona y podia poner la lavadora, tender, fregar, etc. pero ya quiere estar en el suelo y como tengo que tener mil ojos con él (y más en la cocina) pues no puedo hacer nada. Tengo que esperar que llegue mi chico de trabajar o que este dormido y la verdad es que es un poco rollo tener que esperar para poder hacer las cosas.

Por cierto, las que ya habéis pasado por esto ¿dura mucho este periodo de subirse a todo?.

Besitos!!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!