viernes, 23 de noviembre de 2012

Aumenta la minipandi (y me pongo reflexiva...)

Hace unos días ya os dije que mi amiga B había tenido a su segundo bebé hace más un mes. El pequeño A nació el 15 de octubre, el mismo día que su hermana L, así que se llevan 4 años justos. Es una preciosidad y aunque protesta un poco, sobretodo cuando tiene hambre, es un niño muy bueno.
B es una madraza y se ha recuperado de su segunda cesárea mucho mejor que de la primera y aunque ahora está un poco agobiada intentando "cuadrar" los horarios de la mayor (cole, clases extraescolares, etc.) con la lactancia a demanda del peque seguro que dentro de nada lo tiene todo perfectamente controlado.

Y por otro lado, mis queridos amigos Raúl y Reyes ya tienen con ellos a su hija ¡es una muñeca! Nació el martes 13 de noviembre y aunque han pasado unos días dificiles porque la peque ha tenido que estar ingresada, el miércoles pasado le dieron el alta y ya están disfrutando con ella en casa.
El parto también fue por cesárea, pero Reyes se está recuperando muy bien.

Después de estos dos partos, me he puesto a pensar que la mayoría de mi circulo cercano (incluida yo) hemos tenido a nuestros hijos por cesárea por un motivo u otro.
Se ha hablado mucho de que si España es uno de los países con mayor tasa de nacimientos por cesárea y no voy a ponerme a cuestionar si los motivos por los que se hace son validos o no, pero si que me me llama la atención que lo que debería ser una cosa más o menos excepcional sea hoy la tónica generalizada.

Por supuesto creo que son necesarias y salvan vidas (como la de mi hijo y la mía que ya sabéis que fue cesárea de urgencia por un desprendimiento de placenta) y aunque respeto todas las opciones no soy nada partidaria, por ejemplo del parto en casa, ya que tenemos hospitales maravillosos donde podemos parir con todas las garantias y como una quiera y sabiendo que si hay problemas estaremos bien atendidas. Pero también pienso que a veces se programan cesáreas sin más razón que la comodidad de la madre o el medico, porque la madre está cansada tras varias horas con contracciones o porque han pasado unos días después de la fecha de parto prevista y el bebé no está colocado o no quiere nacer aun  y al fin y al cabo estamos hablando de una cirugía mayor que entraña sus riesgos cuando el cuerpo de la mujer está perfectamente diseñado para dar a luz.
No quiero que penséis con esto que estoy traumatizada o desconta con mi parto. En mi caso era algo necesario y seguramente si no hubiera sido así, mi hijo no estaría así de sano y fuerte. Tuve la suerte de que me recuperé muy bien y si tuviera que pasar por otra pues tampoco pasaría nada que lo importante es que nuestros bebés nazcan sanitos y se crien felices.

¿Y vosotras? ¿Conoceis caso así? ¿como han sido las cosas en vuestro circulo más cercano?.

Besos!






miércoles, 21 de noviembre de 2012

Esperando que llegue la calma de nuevo

Hace un par de semanas os pedía canciones para levantar el animo porque estaba pasando unos días malos (por cierto, MUCHISIMAS GRACIAS a todas por vuestras recomendaciones. Ya están en mi lista de canciones para los días malos) y hasta ahora no he tenido fuerza ni animo para ponerme delante de la pantalla a contarlo.
Ya os dije que en el plano laboral estaba habiendo algunos cambios y esos cambios han tenido un final de traca...
Para poneros en antecedente, os cuento que trabajo en una multinacional que tiene varias oficinas tanto en España como en el resto del mundo y que está bien valorada en su sector. Por supuesto que la crisis nos ha afectado, pero aparte de recortar algunos gastos o algún despido aislado no se habían notado grandes cambios. De hecho, siempre se ha seguido contratando a gente y hemos tenido mucho movimiento.
Desde un poco antes del verano la cosa se ha ido haciendo un poco más evidente. En nuestro departamento, por ejemplo,  eramos cuatro y nos hemos quedado dos con el mismo volumen de trabajo.
Pues bien, hace dos semanas vinieron unos socios de nuestra central y cesaron al director general y a su equipo. En total siete directores en una misma mañana mientras los rumores iban y venían. Siete directores con los que trabajamos mano a mano cada día así que ya os podéis imaginar como nos sentíamos...
Como os digo, lo peor eran los rumores, que si han echado a Menganito, a Fulanito, que si se han enfrentado con los socios, que si todos los directores y gerentes a la calle... en fin, un no parar de gente yendo y viniendo todo el día, los teléfonos, el correo... todo echaba humo con llamadas y mensajes de gente que se iba enterando (incluso fuera de la oficina) y querían saber que estaba pasando. Fue un día muy duro y muy triste .
Al día siguiente por la tarde tuvimos una reunión general donde nos informaron de los cambios que se van a realizar y que de momento los socios de la central tomaban el control de la oficina hasta que la cosa fuera a mejor.

Y así estamos, hemos perdido autonomía porque dependemos para todo de la central y seguimos con el miedo en el cuerpo ya que nadie está seguro en su puesto. A muchos de mis compañeros los mandan fuera a otras oficinas sin garantizar una vuelta aquí o directamente los están despidiendo y mi jefa directa, la persona de la que más he aprendido y una profesional maravillosa se marchó ayer por voluntad propia...

Así que este es mi panorama.... con tanto estres y la tensión que estamos viviendo hasta se me ha llenado la boca de llagas y me ha salido una pequeña dermatitis. Espero que la cosa se tranquilice pronto y que las cosas vuelvan más o menos a su cauce porque os prometo que esta tensión es insoportable...

Os mando muchos besos y muchas gracias de nuevo por vuestra apoyo y vuestros ánimos!!

lunes, 19 de noviembre de 2012

Para todas las mamis del mundo

Acabo de ver este super mensaje en el blog de No llores patito y no puedo dejar de compartirlo ¡me ha encantado! Ah! y si teneis que hacer un regalito a un recién nacido no olvideis pasaros por su web ¡tienen autenticas maravillas de canastillas!

Por cierto, os tengo que contar que mis dos amigas embarazadas ¡ya son mamás! Y tengo muy poca vergüenza porque el peque de mi amiga B ya tiene un mes... Prometo nuevo post esta semana.
Besos.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

¿Me ayudais a levantar el animo?

Hoy esta siendo un día un poco complicado (ya os contaré más adelante porqué) así que necesito canciones que me ayuden a levantar el animo, de esas que cantais a grito pelado en el coche. A ver si luego me hago una buena lista y las canto yo también!!
Besos!