viernes, 19 de diciembre de 2014

Mis cremitas postparto

Buenos días! Hoy toca entrada dedicada a las cremitas y los potingues porque me gustaría contaros cuales son mis productos imprescindibles para cuidarme en el postparto y los meses posteriores.

Lo primero que hay tener en cuenta es que os lo voy a contar desde el punto de vista de alguien que ha pasado por dos cesáreas por lo que para mi es indispensable y pongo mucho cuidado en el cuidado de la cicatriz que tengo.
Una vez quitados los puntos y cerrada bien la herida, se puede empezar a aplicar diariamente aceite de rosa mosqueta para ir reduciendo poco a poco la cicatriz. Yo lo compro en farmacia y la verdad es que los botes duran bastante. He probado varios tipos, en spray, en gel o como el que tengo ahora, en gotas.

Como con todos los tratamientos, hay que ser contante con aceites y cremas porque milagros no hacen ninguno. El aceite, me lo aplico cada día después de la ducha y poco a poco sí que voy notando mejoras en la zona de la cicatriz.

A mis cremas diarias he incorporado este gel restructurante postparto de Mustela. Me lo regalaron mis cuñados junto a una super cesta con productos de la marca para el gordi y he de decir que me ha gustado mucho.
El bote dura muchisimo y no es nada pegajoso ni pringoso. Después de aplicarlo, me puedo vestir enseguida y es compatible con la lactancia.
Me noto la piel un poco más firme, aunque ya os digo que milagros no hace, pero es una buena ayuda para recuperarnos antes y dejar de tener esa barriga blandita y flácida que se queda después de dar a luz, combinado con comer bien y hacer algo de ejercicio, claro (aunque reconozco que este tema lo tengo muy abandonado por falta de tiempo)


Los parches de trofolastin los uso solo en verano para proteger la cicatriz del sol sobre todo en la piscina y la playa. Duran pegados más de tres o cuatro días y como son casi "herméticos" pues no entra ni agua ni nada. Tienes que esperar que se vayan despegando solos aunque en el prospecto dice que los puedes despegar para ducharte, por ejemplo, y volverlo a pegar pero eso a mi no me ha dado resultado y además me duele al quitarlo de esa zona que esta tan sensible por lo que lo hago en la ducha y al mojarlo entero pues ya no vuelve a pegar bien.


Respecto al pecho, que también se ve muy afectado por el embarazo y la lactancia, tengo que decir que no he tenido muchos cambios. Casi no me creció durante el embarazo ni la lactancia por lo que no tengo estrías ni tampoco se me ha caído. 
Durante el embarazo, me aplicaba diariamente la crema antiestrias y lo seguí haciendo durante la lactancia. Después me sigo aplicando la restructurante.
Para evitar grietas y heridas en los pezones use Purelan y me ha ido fenomenal. Es muy pegajosa y a veces difícil de aplicar pero para mi es la mejor y además compatible con la lactancia.


Aparte de esto, lo único que he cambiado para ganar rapidez es que en vez de crema hidratante utilizo   el típico aceite para bebés que te lo aplicas después de la ducha directamente. Ah! y por supuesto he incorporado un buen antiojeras y un corrector para que no se note mucho mi ojeras de mapache!!

Espero que me contéis que usáis en estos meses que me encanta conocer y probar cremas y productos nuevos!

Besos!

viernes, 12 de diciembre de 2014

Hermano sí, pero no iguales.

En estos casi 8 meses que el gordi lleva con nosotros hemos tenido que cambiar muchas de las cosas que hacíamos con su hermano ya que, de momento, son completamente diferentes.

Hace tiempo os conté que el peque había sido muy independiente desde que nació. Nunca le gustó dormir en brazos ni en nuestra cama pero el gordi desde que nació ha sido más demandante en ese sentido. De recién nacido, solo se dormía en brazos y muchas noches, aunque lo dejaba en su moisés, acababa en nuestra cama porque dormíamos los dos mejor.
Ahora, le gusta más dormir las siestas en su carro aunque después del biberón de la cena se queda dormido en brazos y de ahí pasa directamente a la cuna. Si durante la noche se despierta, intento que se quede dormido en la cuna otra vez, pero si no lo consigo y se pone a llorar, lo paso a nuestra cama sobre todo para que no despierte a su hermano que duerme en la misma habitación.

Respecto a la comida también ha habido muchas diferencias desde el principio. Con el peque fue imposible la lactancia materna aunque el niño se enganchó de maravilla al principio, pero como era tan flojo para comer no le convencida nada eso de tener que hacer fuerza para conseguir alimento, así que tuvimos que pasarnos al biberón y se acabó el pecho casi antes de empezar.
Comía mal y nos costaba mucho que se acabara un biberón entero. A veces me tiraba hasta hora y media o dos horas intentando que terminara un biberón y no lo conseguía.
La cosa cambió cuando empezó a comer purés de verduras y eso le encantó. Paso de comer muy mal a comer estupendamente y acabarse el plato en cinco minutos.
El gordi en cambio tardo más en engancharse al pecho pero cuando lo hizo se le ha dado de maravilla. La lactancia materna ha durado unos tres meses y medio y lo ha ido dejando él solo de forma progresiva. Desde el principio tuve que complementarla con biberón y se tomaba las dos cosas muy bien y cuando ha pasado a tomar solo biberón, los acababa en un momento y enteros.
Su problema, en este caso, ha sido la cuchara. Le está costando más acostumbrarse y como también es más nervioso le cuesta estarse quieto para comer y es una lucha continua.

En lo que concierne al sueño en si, también son diferentes. El peque, desde siempre ha sido de tener un sueño profundo que no se entera si lo cambias de sitio, postura o si hablas a su lado. El gordi es todo lo contrario, tiene un sueño ligero y cualquier ruido o movimiento lo despierta con lo que tengo que ser muy respetuosa y cuidadosa con sus horas de sueño para que pueda descansar bien.

Como veis, son completamente diferentes en la forma de ser, porque en o físico sí que se parecen ¡aunque el gordi le saca al hermano casi dos kilos de diferencia con el mismo tiempo! jajajaja.

¿y vosotros, notáis también muchas diferencias entre vuestros hijos?

Besos!

viernes, 28 de noviembre de 2014

Nuestra elección. Mochila Boba Air

Antes de nacer el gordito tenía claro que quería hacerme con una mochila portabebés que fuera ergonómica ya que con el peque tenía una que no lo era y le di poco uso porque me parecía que allí mi hijo no iba cómodo.

Miré marcas, opciones, comentarios... pero no conocía a nadie cercano a mi que tuviera una mochila así y me pudiera aconsejar y tampoco quería comprar nada antes de que naciera el gordito porque no sabía como iba a salir.
En las ultimas semanas de embarazo y comentando esto con Luci de Mami Existe me enseñó la que ella usaba con su hijo, que era la Boba Air, y me comentó que estaba encantada con ella, que era ligera, plegable y siempre la llevaba a mano.
Cuando llegué a casa busque información acerca de esta mochila y lo que leí sobre ella me convenció bastante pero aun así quería esperar al nacimiento del gordi.

Desde el primer día, el gordi decidió que aunque estaba bien en el carro, había ciertos momentos del día que se estaba mejor en brazos y en el transcurso del día a día y nuestras rutinas ya tenía claro para que quería la mochila y el uso que le iba a dar aunque hasta que el gordi  no tuvo unos tres meses (y yo pude hacer vida totalmente normal) no me decidí a comprarla, pero llegado ese momento fui a por ella y no puedo estar más contenta con el resultado.
He sacado unas imágenes de Internet para enseñárosla. Para mi es muy fácil de poner y quitar, el gordi va muy cómodo y se puede usar desde los tres kilos más o menos hasta los 20 kilos. Se puede colocar de frente y a la espalda cuando el niño sea un poco más mayor y como veis no ocupa absolutamente nada plegada.































La misma bolsita donde viene forma parte de la mochila y actuar de bolsillo cuando esta abierta y sirve para meter la capucha o algo pequeño como el móvil ya que va pegado a la espalda del bebé y tampoco se puede meter nada que pueda hacerle daño.
Es de nylon 100% por lo que no es transpirable y al no tener acolchado ni en los tirantes ni en el asiento no se recomienda para trayectos largos o porteos diarios (para eso hay otras mucho mejores).

De precio esta genial, unos 50€ y, como os digo, es para porteos ocasionales que es para lo que yo la uso. Así, por ejemplo, la uso los días de lluvia para llevar y recoger al peque del cole que vamos andando o para ir a hacer la compra y por supuesto la llevo en el carro o el bolso cuando salimos a pasar el día fuera y el gordi se cansa del carro si lleva todo el día en el.

Para mi ha sido una compra estupenda (bueno, mejor dicho un regalo, ya que me la compraron mis padres) y espero seguir dándole mucho más uso. De hecho no descarto hacerme con otra más completa para porteos más largos o frecuentes.

Y vosotros ¿porteais habitualmente, en ocasiones como yo o nunca? ¿que experiencia tenéis con las mochilas ergonómicas?

Besos!

viernes, 21 de noviembre de 2014

No soy mamá de parque

Ahora que tengo más "vida social" con el peque, que salimos por las tardes al parque casi todos los días y que ya juega con sus amigos y compañeros del colegio, me ha tocado a mi también alternar con las vecinas y las madres de los niños y me he dado cuenta que no soy una mamá de parque. Y aquí están mis razones:
- La mayoría de las madres que coinciden allí conmigo son mayores que yo. Sus hijos, los que tienen la edad del peque ya son los segundos o terceros así que sus temas de conversación del cole no tienen nada que ver conmigo (generalmente son de sus hijos mayores)
- O mi hijo es muy bueno, o los suyos unos demonios porque nunca pueden salir con ellos a casi ningún sitio y cuando eran bebés era un infierno porque no podían hacer nada. Antes, decía que el mío no era así y que no había tenido ningún problema para salir cuando era más pequeño porque se entretenía en su carro pero después de que me hayan dicho varias veces que es que mi hijo era un santo y que eso no es lo normal, ya no digo nada. Y que conste que no creo que mi hijo sea mejor que nadie y por supuesto tampoco un santo pero cuando salimos a comer con él se porta bien, no sale corriendo ni molesta a nadie y si se aburre y me pide el móvil mientras terminamos de comer se lo doy y tan tranquilos.
Si salimos con amigos y está con más niños, procuramos ir a un sitio donde puedan jugar, correr y comportarse como los niños que son sin molestar a nadie.
- Dentro de las madre de parque que frecuento están las que pasan totalmente de los niños aunque estén pegando a los demás y las que están todo el rato encima de los niños (los suyos y los de las demás). No se cual de los dos tipos me molesta más porque ni soy capaz de decirle a una madre que su hijo le ha pegado o empujado al mío ni me gustan que este dirigiendo o mandando a mi hijo a jugar a algo cuando él no quiere y encima te miran como si fueras una mala madre.
Por mi parte, estoy pendiente de lo que hace mi hijo, pero lo dejo que se relacione a su aire. Intervengo si veo que se está peleando con otro niño o si le escucho decir algo que no me gusta como decirle a otro niño que no puede jugar con ellos. No voy al parque a estar de charla con nadie pasando de mis hijos ni tampoco a tenerlo a mi lado sin poder hacer nada. Si quiero irme de charla tranquila y café ya llamo a una de mis amigas...
- Sus temas de conversación, gustos o intereses no suelen coincidir con los míos y eso hace que a veces me quede callada con lo que seguramente pensaran que soy algo rarita...

De todas las madres/padres que se juntan en el parque, que conste que son simpáticas, amables y siempre hablamos todos, hay dos con las que me llevo mejor o conecto más. Ambas son de mi misma urbanización, tienen a sus hijos en la misma clase del peque y nuestros hijos son amigos. Son también  más cercanas a mi edad y por eso tenemos más temas de conversación en común pero no bajan al parque todos los días.

Siento si el tono de esta entrada es un poco más negativo que de costumbre pero hoy necesitaba desahogarme un poco.
¿Y vosotros, sois madres de parque u os sentís #malasmadres como yo?

Besos!

martes, 14 de octubre de 2014

¡¡Seis meses cumple mi gordito!!

Justo hoy cumple mi gordito seis meses ¡medio año ya! y no puedo creer lo rápido que se me ha pasado el tiempo.
Pesa cerca de 10 kilos y es un niño con mucha fuerza. Desde hace unas semanas se sienta solo y se mantiene así mucho tiempo. Hace también por ponerse de pie cuando esta sentado encima de alguien y tiene mucha fuerza en las piernas.
Se da la vuelta en cuanto lo tumbas y ya tengo que tener mil ojos porque vuelta a vuelta llega donde quiere o se puede caer si esta en la cama.

Come bien y aunque hace poco que hemos empezado con la fruta y la cuchara, parece que le gusta bastante más que a su hermano.
Con el sueño también hemos tenido cambios. Ya no quiere dormir tanto en brazos y le gusta mucho más dormir en su carro. Durante el día echa todas las siestas allí y solo es después de ultima toma del día cuando se queda dormido en brazos y después lo paso a su cuna.
Duerme ya en el cuarto con su hermano y aunque generalmente tengo que ir una o dos veces en la noche, no se despierta tanto como antes, y si lo hace, se vuelve a dormir solo sin protestar ni nada.
Cuando voy, suele ser para ponerle el chupe y acercarle a su muñeco con el vuelve a coger el sueño y si veo que no es así, lo cojo para pasarlo conmigo a la cama y que no despierte a su hermano. Cuando hago esto, a veces de duerme en 10 minutos y otras como hace dos noches, tarda cerca de una hora.

Es muy simpatico y se ríe con cualquier persona que le dice algo, aunque cuando son desconocidos se queda mirando muy serio. Pero sobre todo pierde los papeles con su hermano. No para de buscarlo cuando lo ve o escucha su voz y si se le acerca de pone súper nervioso y solo quiere cogerlo. Se ríe a carcajadas con él en cuanto le dice cualquier cosa y al Peque también le entra la risa floja cuando lo ve haciendo cosas.

Sigue siendo un niño un poco nervioso pero que se adapta bien a todo, ya que el pobre depende ahora un poco de los horarios del hermano y tenemos que salir a llevarlo y recogerlo del cole o las clases de ingles. Menos mal que como os digo, le gusta dormir en el carro, así que cuando empieza a buscar su ladito, lo tumbo y a dormir.

Esta semana nos toca revisión con el pediatra y ya os diré exactamente lo que pesa y mide y seguramente empezaremos también con el puré de verduras ¡a ver que tal se nos da!

Besos!!


miércoles, 24 de septiembre de 2014

Adaptación al cole

Al peque se le esta haciendo un poco cuesta arriba el tema del colegio. Como ya os dije, el miércoles día 10 fuimos con él y nos quedamos las dos horas que estaba previsto pero ya os podéis imaginar como era aquello con 25 niños más sus padres todos metidos en el aula. Hubo un momento en que casi salgo corriendo del agobio que tenia.
El peque estuvo jugando con los juguetes que había allí y le presenté a algunos niños de la urbanización pero la verdad es que el pobre también estaba algo intimidado.
Por suerte le ha tocado un profesor joven, con mucha mano con los niños y ganas de trabajar que enseguida se los ganó a todos.

El jueves fue bien hasta el cole aunque muy serio. Entró en la clase y se sentó pero seguía muy serio, aunque a la salida me dijo que se lo había pasado muy bien y que algunos niños habían llorado pero él no. Que le gustaba el cole pero que ya no quería ir más. Y con esa misma cantinela se levantó el viernes. Lo tuve que llevar en brazos hasta la puerta del cole pero cuando se dio cuenta que yo no iba a entrar en la clase se puso a llorar y a llamarme. Sé que solo le duró ese momento porque así me lo dijo el profesor luego, pero casi me echo a llorar yo también.

El lunes siguiente fue el peor día. Desde que se despertó, llorando, sin querer que su padre se fuera a trabajar, no quería salir de casa y tenia un sofocón tremendo. 
Al final, más o menos lo logré convencer pero lo tuve que llevar en brazos todo el camino y cuando entró por la puerta del cole volvieron los llantos y me lo tuvo que quitar su profe de los brazos. 
Ese dia me quedé fatal pero de nuevo me dijo que lloraba solamente el momento de le entrada y cuando sale esta muy contento. Además él me cuenta lo mismo. Me dice que había llorado porque no se quería quedar solito pero que luego había jugado con sus amigos, había hecho la ficha, había corrido en el patio...

Después de ese dia tenemos algunos buenos y otros malos. Hay veces que al despertarlo llora porque no quiere ir pero cuando le digo que nos vamos ya no hay problema. A veces va serio, hay amagos de llanto pero cada vez menos. Ya entra andando a la clase y ve allí a sus amigos y lo bueno es que siempre sale muy contento y diciendo que se lo ha pasado muy bien.

A él le gusta el colegio pero no quiere estar sin nosotros. Hablando con mi hermana y pidiendo consejo me dijo lo de la sensación de abandono. Para él es la primera vez que esta solo con desconocidos porque aunque ha estado en guardería, estaba con su tía y como llevaba desde los cinco meses allí, aunque mi hermana no estuviera, sí que le sonaban las caras de las demás educadoras y se quedaba tan feliz con ellas y sus amigos.
Ahora nos toca tener un poco de paciencia hasta que esto se le pase. El peque, que siempre ha sido súper independiente ahora no quiere ni quedarse solo con sus abuelas y sobretodo no quiere que su padre desaparezca de su vista cuando esta con él los fines de semana.

Ya os contaré como va evolucionando el peque y sus avances en el cole.

Besos.

martes, 9 de septiembre de 2014

Mañana empezamos una nueva etapa

Mañana mi peque empieza una nueva etapa en su vida (y nosotros con él) ¡Empieza a ir al colegio!
Los últimos días de guardería lo lleve un poco mal pensando que esa etapa ya acababa y que además mi hijo casi no se relacionaba con los demás niños, solo con los de la guardería y ninguno de ellos iba a ir a su colegio.
Pero este peque mio no deja de sorprenderme y después de un verano donde casi no se ha relacionado con nadie ni en la piscina de la urbanización, ni en la playa de vacaciones, hace dos semanas empezó a jugar con una niña vecina del bloque que se acercó a él y que ya conocía y a partir de ahí ha dado un cambio radical.
Ahora se va a jugar con los demás niños solo sin que su padre o yo tengamos que ir detrás, se acerca a cualquier niño con intención de jugar aunque no los conozca y por supuesto se relaciona muchísimo más.

Ya llevamos un tiempo hablándole de esta nueva etapa que va a comenzar. Hemos ido a ver el colegio y cual va a ser su clase y sabe que tendrá otros amigos y otra seño. Algunos niños de la urbanización también van a ir a este colegio y aunque ahora no tiene mucha relación con ellos (porque con los que más juega van a otro colegio cercano) estoy segura de que al final ver caras conocidas le hará sentirse más seguro.

Mañana solo va dos horas y su padre y yo lo acompañaremos a la clase y lo recogeremos allí también, así que la verdadera jornada comenzará el jueves. Espero que se adapte pronto y que no se le haga muy difícil (ni a nosotros tampoco) aunque reconozco que cuando he ido a ver el colegio me he quedado más tranquila porque la zona de infantil esta separada del resto del colegio y los baños, al igual que en la guardería, están integrados en la misma clase y son adaptados a los peques. También tienen muchos juguetes y cuentos en el aula así que el cambio no va a ser demasiado impactante.
De todas formas ya os contaré la semana que viene!

Besos!

jueves, 4 de septiembre de 2014

Mi gordito

Como todos los bebés, en estos casi cinco meses, mi baby (a partir de ahora el gordito) ha cambiado muchísimo.
Hay cosas en las que le veo mucho parecido con su hermano a la misma edad y otras en las que son completamente diferentes como en el tema de la comida.
Ahora, con cuatro meses y medio pesa 8,5 kilos y mide 64,5 cm. Sigue comiendo muy bien aunque ha dejado la lactancia materna poco a poco. Tampoco sacaría mucho el pobre cuando a mi ni siquiera me ha hecho falta tomarme pastillas para cortar la leche ni he estado con el pecho hinchado o molesta más allá que un par de días.

Ahora toma 180 cl de biberón cada 4 horas y hace un descanso nocturno de unas 7 u 8 horas. Respecto al sueño sí que noto diferencias con su hermano que dormía muchísimo y tenia los horarios mucho más definidos.
Al gordito le cuesta más coger el sueño y generalmente lo hace en brazos aunque cada vez más se queda dormido en su carro. Tiene el sueño ligero y se despierta con facilidad así que tenemos que ir con cuidado de no hacer mucho ruido para no molestarlo.
También es más nervioso y no aguanta mucho tiempo en el mismo sitio por lo que lo voy cambiando del carro a la hamaca, a la mantita- gimnasio, al sofá a jugar conmigo.... No le gusta estar solo y cuando se da cuenta protesta con fuerza para que le echemos cuenta.
Ya se va dando la vuelta estando boca abajo y si esta boca arriba se gira también casi entero. Parlotea mucho y y se cabrea si no consigue lo que quiere al instante.

Durante el día echa pequeñas siestas de unos 20 o 30 minutos aunque después de la toma de mediodía si echa una siesta más larga de unas dos horas. Eso sí, generalmente en brazos y si lo dejas en el carro se despierta a los dos minutos. Tengo que estar a su lado y muy atenta si lo suelto para al más mínimo movimiento intervenir para evitar que se despierte.

Por la noche es algo similar, se queda dormido en brazos y cuando ya lleva un rato dormido ,lo dejo en el moisés. Al principio duerme muy bien pero a mitad de la noche empieza a moverse sin parar estando dormido y parece incomodo. A veces se soluciona poniéndole el chupete y acostándolo de lado, otras cogiéndolo un momento en brazos y si aun así sigue igual lo paso conmigo a la cama donde parece que descansa un poco mejor (y yo también).
No se si pasarlo a la cuna en el cuarto del peque donde al menos no lo oyeré moverse y a lo mejor así no me desvelo tanto pero, por un lado, me da cosa que despierte al peque (aunque es una marmotita) y por otra, aun me parece pequeño y se despierta muy temprano para la primera toma del día.
Ya os contaré que decido al final pero de todos modos no le queda mucho tiempo para que el moisés se le quede pequeño.

Ya os iré contando más cosas del gordito en estos meses que os aseguro se está convirtiendo en todo un personaje!!

Besos!


lunes, 1 de septiembre de 2014

Volviendo a la vida 2.0

Han pasado más de cuatro meses desde que nació el bebé y por fin puedo decir que estamos completamente adaptados.
El peque sigue estando bien, echándole más cuenta a su hermano, riéndose cuando hace algo y con todas sus rutinas establecidas.
El bebé, por su parte, es muy bueno. Como bien y duerme fenomenal y poco a poco también empieza a tener una rutina establecida de tomas y sueños así que cada vez es más fácil.

Tengo muchísimas cosas que contaros y un montón de post en mi cabeza que poco a poco iré escribiendo porque quiero retomar el ritmo del blog de nuevo aunque probablemente no pueda escribir tres post por semana como antes pero al menos sí que publicaré uno o dos y también podré ir sacando tiempo para pasarme por los blogs que me gustan y comentar que aunque no he dejado de leerlos tampoco he estado tan al día como antes.

En fin, que vuelvo al mundo 2.0!!

Besos!

lunes, 30 de junio de 2014

Como se ha tomado el Peque la llegada del bebé

Tengo esto de lo más abandonado y un montón de cosas apuntadas que me gustaría contaros pero realmente me falta tiempo durante el día y por la noche me encuentro tan cansada que no soy capaz ni de encender el ordenador.

Mi bebé ya tiene dos meses y medio y sigue demandando más atenciones que su hermano con ese tiempo. Come muy bien aunque a veces sigue tardando muchísimo y duerme menos durante el día pero la noche sí la pasa bien. Se despierta unas o dos veces para comer y vuelta a dormir.
Ya hemos ido a la revisión de los dos meses y supera con creces los 6 kilos de peso (percentil 80) y mide 60 cm. (en esto directamente se sale de la tabla).
Os prometo que dentro de poco os contaré en un post más cosas sobre él pero hoy me gustaría deciros como se tomó el Peque la llegada de su hermano.

Ya os conté que solo vino al hospital a recogernos con lo que estuvo casi cuatro días sin verme aunque estaba con su padre. Cuando llegó a la habitación procuré no tener al bebé en brazos y recibirlo a él para presentarle a su hermano y decirle que le había traído un regalo (él también le traía un regalo al bebé)
Al verme, lo primero que me pidió al notar que no tenia barriga es que lo cogiera en brazos, así que me senté con él mientras mi hermana traía al bebé. Lo miró, le dijo hola, le dio su regalo pero poco más. No le gustaba mucho que todos le estuvieran mirando (estaban allí mi madre, suegra, hermana, cuñados...) y tampoco quería tener al bebé cerca o cogerlo.

Nos fuimos los cuatro a casa en el mismo coche y durante el camino lloró un par de veces. Esa tarde no quería saber nada de mi y aun menos del bebé. Ni siquiera lo miraba o se acercaba pero sabíamos que era normal y no le decíamos nada.
Solo quería estar con su padre y hacerlo todo con él.
Esa noche durmió bien pero al despertarse preguntó si el bebé se había marchado ya...

Poco a poco ha ido queriendo hacer más cosas conmigo (sobretodo después de que a mi marido se le acabara la baja paternal) y ya está como siempre. Entiende que a veces tengo que coger en brazos al bebé y que él tiene que esperar, sobre todo cuando a este le toca comer y de momento no se ha cogido ninguna rabieta por este motivo. Eso sí, cuando lo coge el padre le dice que me lo de a mi o que lo deje en el carro, aunque cada vez se lo va diciendo menos.
Lo días posteriores se despertó un par de veces en la noche cuando él duerme del tirón, pero fue todo muy leve.

Con su hermano también ha ido poco a poco. Ha pasado de no querer ni mirarlo a asomarse al carro, a tocarle la cabecita porque dice que tiene un pelito suave, a preguntarle que le pasa cuando llora o a intentar darle algún juguete para que el otro lo coja.
También quiere ayudar en el baño y le damos la esponja para que enjabone las piernas y los pies e incluso dos veces ha querido darle el biberón.
Nosotros le dejamos que haga todas estas cosas bajo nuestra supervisión, obviamente, y siempre diciéndole que tiene que tener cuidado.

Solo hemos notado que quiere llamar un poco más la atención cuando viene alguien a casa que, o bien se disloca un poco, o se va a su habitación a jugar y no consiente salir en todo el tiempo que esté la visita en casa.

Como veis de momento lo llevamos más o menos bien aunque no se yo que pasará cuando el bebé tenga unos meses más y empiece a querer coger sus cosas...

Besos!!

sábado, 24 de mayo de 2014

Postparto y organización.

Hoy cumplo la famosa cuarentena y aprovecho un momentito de "libertad" sin peques, que han salido con su padre de paseo, para contaros como va todo.

Como ya os dije, me estoy recuperando mejor de la cesárea que la vez anterior. Tampoco tengo nada de anemia y eso hace que esté más activa y mejor de ánimos. La zona de la cicatriz me sigue molestando ya que aun esta un poco inflamada y tengo la piel muy sensible pero ya se por experiencia que esa sensación tarda en desaparecer.
Por otra parte, al haber tocado un poco la vejiga, estuve muy molesta unos días al orinar pero ya me dijo la ginecóloga que era normal y que se me iría pasando poco a poco.

Los 15 primeros días me los tuve que pasar casi de reposo por indicación medica. De la cama al sofá y viceversa y poco más, además no me quitó los puntos hasta que pasaron doce días cuando la vez anterior solo los tuve una semana.
Después, el primer mes, de reposo relativo también y hasta que no ha pasado no me ha dejado hacer ciertas cosas como conducir (que mono tenia ya de coger mi coche...) y hasta que no pasen tres meses tengo prohibido coger peso (aunque tengo que coger al peque dormido cuando lo recojo de la  guardería) o hacer grandes esfuerzos.
Con todas estas instrucciones, me hizo darme cuenta que esta vez había sido verdaderamente una operación más complicada ya que con la cesárea anterior no me dijo nada de esto.

Respecto a la organización, pues estoy totalmente centrada en el bebé. Seguimos con el pecho y el biberón después pero tarda muchísimo en hacer las tomas con lo que me tiro cerca de una hora sentada solo dándole de comer y además solo quiere estar en brazos con lo que si lo suelto un momento en el carro o la hamaca para poder hacer algo dura como mucho 5 minutos y se pone a protestar y llorar. Solo puedo dejarlo una vez que se ha dormido en brazos pero como también tiene gases pues cuando le entran se pone muy molesto y solo quiere estar en brazos de nuevo.
Con este panorama de no poder hacer nada, tengo a mi madre que se viene por las mañanas al menos para poder poner lavadoras, tender o planchar. La pobre me trae hasta la comida para que no tenga que hacer nada y es que hasta que ella no llega no puedo ni ducharme!! Menos mal que como toma biberón, puedo dejarlo después de tomar el pecho para ir por ejemplo a recoger al peque de la guarde o simplemente vestirme o desayunar.
Al menos por las noches se porta bien. Después del baño y la ultima toma suele aguantar ya unas 4 o 5 horas (el resto del día no pasamos de tres) y aunque tarda en comer, se duerme de nuevo hasta la siguiente toma que eso durante el día no lo suele hacer; aunque espero que poco a poco vaya cogiendo una rutina más definida y nos podamos organizar mejor.

Tengo pendiente contados que tal se ha tomado el Peque la llegada de su hermano, pero lo dejo para otra entrada.

Besos!




miércoles, 23 de abril de 2014

¡Ya somos uno más en la familia!

Hola de nuevo!!

Lo primero ¡muchísimas gracias a todos! He recibido mensajes, correos, llamadas... para ver como estábamos mi bebé y yo y ver como había salido todo. Muchas gracias también por vuestros ánimos y vuestra fuerza que estuvieron conmigo en el quirófano.

Como ya sabéis mi bebé llegó al mundo el día 14 de abril. Ingresé en el hospital a las 8 de la mañana y las 9,50h ya estaba mi pequeño fuera con un peso de 3 kilos y 120 gramos.
La cesárea fue algo más complicada que una normal y al tocar los vasos vasculares que daban un poco la lata, sangró un poco la vejiga por lo que estoy un poco más molesta de lo normal.
Por lo demás, todo salió muy bien. No he tenido casi sangrado posterior (al contrario que con el peque que sangraba muchísimo) y tampoco tengo anemia.
Como a través de la lampara de quirófano podía ver lo que estaban haciendo estuve pendiente y pude ver como rompían la bolsa y sacaban al peque. Salió llorando al instante y lo limpiaron y le dieron los primeros cuidados en una cuna a mi lado e inmediatamente una enfermera me lo puso encima un momento para que pudiéramos conocernos.
Os puedo contar que, de momento, es una copia de su hermano. Miramos fotos de uno y otro con el mismo tiempo y no sabemos cual es cual!! Ah! y de moreno nada de nada! Rubio, rubisimo!!

Como la otra vez salí del quirófano con él en brazos y en sala de despertar ya me estaban ayudando a ponerlo al pecho aunque le costó un poco engancharse y lo acabamos consiguiendo con una pezonera.
Tuvo que estar un ratito en una cuna térmica porque la saturación en oxigeno no la tenia al 100% pero estaba en la misma sala de despertar con mi marido a su lado.

Los días posteriores en el hospital hemos estado muy bien y muy tranquilos (es lo que tiene parir en plena semana santa, que no viene a verte nadie). Mi madre ha estado todo el tiempo con nosotros y mi marido iba y venia para ocuparse del Peque, que no ha venido al hospital hasta el momento que nos daban el alta para irnos los cuatro juntos.

El pequeñín come bien y como no se queda satisfecho solo con el pecho pues después toma un poco de biberón y por suerte (y en esto también se parece a su hermano) duerme de maravilla por lo que por las noches me deja más o menos descansar. Eso si, es más mimoso y le gusta estar cerca de mamá y que lo cojan en brazos.

Ya os iré contando que tal mi recuperación y como se ha tomado el Peque la llegada de su hermano que ahora tengo a un enanillo protestando por hambre!!

Besos!!

sábado, 12 de abril de 2014

Celebrando el cumple del Peque

Ayer celebramos el cumple del Peque en casa con la familia y se lo pasó en grande. Lo inundaron de regalos y atenciones (y ropa que me viene genial de cara al verano) y tuvo la tarta que él quería de "muchos colores y muchos animales"con unos personajes de Nemo y Pocoyo mezclados.
Como también decía que quería "muchas tartas" por su cumpleaños, encargamos también unas magdalenas (o cupcakes en modo fino) de muchos colores para que tuviera muchas tartas pequeñas y tengo que decir que estaba todo buenísimo.
La tarta era de bizcocho de chocolate y turrón y las magdalenas estaban rellenas de chocolate por dentro así que entre una cosa y otra casi me tienen que ingresar por una subida de azúcar jajajaja.

Perdonar lo mal que están hechas las fotos pero fueron las que me mando mi chico desde la tienda y luego en casa no nos acordamos de hacerlas mejores antes de partirlas pero al menos así os hacéis una idea.
Nos las han hecho en una tienda que se llama Cupcakes & Go que para los que seáis de Sevilla os recomiendo que no los perdáis porque están buenísimos y funcionan también como cafetería.





Cuando se fueron todos de casa estaba tan excitado y tan nervioso que no había quien lo calmara aunque con el baño y la cena poco a poco se fue centrando y se durmió relativamente pronto.

Por otra parte esta mañana me ha tocado volver al hospital para que me hicieran las pruebas cruzadas de sangre para pedir una reserva de bolsas de sangre por si acaso necesitara una transfusión y tenia que ser como máximo 48 horas antes de la operación.
Ya está todo preparado para el lunes y todo organizado así que solo falta esperar!

Un beso!

viernes, 11 de abril de 2014

Tres años del Peque y ultima revisión



Tres años cumplió ayer mi Peque y me parece mentira como pasa el tiempo... Es un niño alegre, bueno, un poco gamberro y zalamero cuando quiere salirse con la suya y te pide las cosas "po favó".
Es un niño con unas rutinas muy marcadas y que le gusta ceñirse a ellas y a veces lleva un poco mal los cambios. ¡Tiene unas palabras y un vocabulario para comérselo enterito! y la verdad es que nos trae locos a toda la familia.

Hoy lo ha celebrado en la guarde con sus compañeros y conmigo y esta tarde le espera la fiesta en casa aunque solo con la familia ya que, aunque me hubiera gustado que este año vinieran sus amigos de la guarde, no me encuentro con fuerzas suficientes de estar atendiendo a nadie, así que lo dejaremos para el año que viene.
Ya tiene encargada su tarta con muchos animales y muchos colores como él la quiere y sus regalos están preparados para cuando venga.

Por otra parte, ayer tuve mi ultima revisión en el hospital (mismo lugar y misma hora que hace tres años) y todo esta  bien. Más o menos me dijeron lo mismo que la otra vez, que pesará más o menos 2,700 kg y los monitores también salieron perfectos pero tengo una placenta que ya empieza casi a asustarme porque se ha vuelto a desplazar y ahora está oclusiva total y muy bajita, justamente debajo de la cabeza del bebé. Mi ginecóloga dice que no ha visto otra cosa igual...  y yo ya me la imagino como una especie de "alíen" que va campando a sus anchas por mi útero...
También tengo ya todos los papeles para ingresar el lunes a primera hora así que mandarme ánimos y fuerzas!!

Un beso!

miércoles, 9 de abril de 2014

Una fecha anunciada



Con esta foto le he comunicado a algunos familiares y amigos cuando nacerá el bebé y por supuesto he guardado el post- it con sus cosas para que lo vea en un futuro.
La idea la he copiado de Mi gremlin no me come y la entrada que podéis leer aquí . Desde que lo leí, en octubre del 2012, se me quedó metido en la cabeza y tenia claro que si alguna vez tenia que anunciarlo sería así. 

¡Ya veis que nos queda menos de una semana! De momento mañana voy a monitores y a la ultima revisión y el viernes celebraremos el cumple del peque. Espero que me de tiempo a contaros algo el fin de semana, pero si no es así, acordaros el lunes de mi y mandarme fuerza y energía que seguro que nos harán falta.
Cuando nació el peque pude escribir una pequeña entrada desde el hospital para anunciar que había nacido y esta vez espero hacer lo mismo pero de todas formas #prayforme 

Un besazo enorme! 

lunes, 7 de abril de 2014

Revisión semana 36

El miércoles pasado tenia cita con mi ginecóloga para la revisión mensual y ver como iba todo aunque ella ya había hablado con sus compañeros y estaba al tanto de la ecografia y las noticias de la semana anterior.

Me pesó (ya van 10 kilos), me tomo la tensión, que como siempre está bajita y vimos los resultados de los análisis que me había hecho y que estaban perfectos. Ni rastro de anemia, ni falta de nada.
Respecto a la ecografia, confirmó el diagnostico de sus compañeros pero a todos les sigue preocupando esos vasos vasculares que se ven cerca de la vejiga y que seguramente serán varices internas ya que la placenta se ha retirado de ahí.
También hablamos de la fecha de la cesárea y ya la cerramos, me mando el estudio preanestesico (que ha salido muy bien), las pruebas de sangre cruzadas y la fecha para monitores y la ultima revisión ¡así que esta semana la tengo llena de pruebas!

El bebé está perfecto en cuanto peso y tamaño. Ahora pesa unos 2,400 y mide unos 47 cm. Según mi ginecóloga no será muy grande y más teniendo en cuenta que va a nacer con 37 semanas y media, así que más o menos pesará 2,700 y medirá unos 49 cm (aunque el peque nació en su fecha y pesó 2,900 y midió 51 cm)

Por mi parte ya me voy notando mucho más molesta aunque sigo sin tener contracciones y hay cosas que ya no puedo hacer. Aun así esta semana celebraremos el cumple del Peque ¡tres años ya! y terminaremos de tener listas las cosas en casa necesarias para recibir al bebé.

¡Ya os iré contando como va todo!

Besos!

martes, 1 de abril de 2014

Mi familia por Mami también existe

Nunca pensé que este blog o este mundo virtual pudiera llevarme a conocer gente tan maravillosa. Primero fue a raíz de preparar mi boda que me encontré con Beatriz, una granadina maravillosa con su blog ¡Hay bodas y bodas! a la que pude conocer en persona un fin de semana. Después vino Ángela, que ya os he hablado de ella en otras ocasiones porque nos casamos el mismo día y desde entonces compartimos nuestras cosas entre mails, whatsaap, llamadas de teléfono y alguna visita en persona. Y desde hace poco esta Luci del blog Mami también existe que no puede ser más encantadora y más buena persona.

A raíz de unas fotos que publicó de una sesión de embarazo, que podéis ver aquí, le comenté que me había quedado con las ganas de hacer algo así durante el embarazo del peque y ahora no encontraba ningún fotógrafo de confianza con el que me sintiera cómoda para hacerme una. Y a ella le faltó tiempo para decirme que a mediados de marzo venia a Sevilla y que si quería nos hacia una sesión.
Os prometo que me emocionó el detalle ya que realmente solo nos conocemos a través de esta ventana y que ella y su marido (que es igual de encantador que Luci) quisieran perder una mañana con nosotros, me llegó al alma.

El día que quedamos amaneció precioso y a los cinco minutos de vernos ya estábamos charlando como cotorras jajaja. Jugamos por el parque de María Luisa con el peque mientras ella y su marido tiraban fotos y cuando hemos visto la sesión nos hemos quedado con la boca abierta ¡son preciosas!
Son fotos frescas, naturales, que reflejan como somos y como es el peque ¡Las quiero enmarcar todas!
Ahora sí puedo decir que tengo un bonito recuerdo de mi embarazo y unas fotos preciosas de nuestra familia.
Ya sabéis que no suelo poner fotos nuestras, pero estas se merecen que haga una excepción.

Si queréis ver más fotos no os perdáis el post que nos ha dedicado Luci aquí. De nuevo ¡MILLONES DE GRACIAS!






Ah! Y no me puedo olvidar de enseñaros como me ha entregado el Cd con la sesión. La cajita es una monada!! Me encantan los detalles así!! Si ya os digo que es que hay que quererla...



Besos! Y ya me diréis que os parecen las fotos! Aunque  yo estoy totalmente enamorada de ellas...





miércoles, 26 de marzo de 2014

Buenas noticias ¡por fin!

Ayer fue uno de esos días que comienzan normales y acaban de maravilla! Para empezar, cuando me desperté le dije a mi chico que había soñado con la operación y que todo salía bien. Que había visto al bebé por primera vez en sueños y que tenia mucho pelo moreno. También es verdad que al Peque me lo imaginaba así antes de nacer y luego nació como una bombilla de calvo, con una mínima pelusilla casi transparente y tardó mucho en salirle el pelo...

Mi madre me recogió temprano porque tenia que ir a hacerme los análisis del ultimo trimestre y después decidimos irnos a desayunar y a un centro comercial porque quería comprarle al Peque ropa para su cumpleaños y así la escogía yo.
Justo al llegar a la tienda me llamó mi ginecóloga por teléfono para decirme si por la tarde me podía pasar por el hospital ya que el doctor que me había visto en la semana 26 y que había detectado la sospecha de acretismo placentario quería verme de nuevo para ver como estaba la cosa y tener una idea de las medidas a tomar para la operación.  Me advirtió que mi caso les preocupaba mucho y que iban a ponerse en lo peor para tener todas las posibles complicaciones cubiertas.

Cuando llegamos por la tarde al hospital, el medico nos dijo que había pedido verme de nuevo porque en estas semanas las cosas habían podido cambiar mucho y que así iban más seguros de lo que se podían encontrar. Llamó a dos ginecólogos más para que también estuvieran presentes y cuando empezó la ecografia se llevaron una gran sorpresa. La placenta está en la cara posterior y ya no tapa completamente el canal del parto y las sospechas de acretismo han casi desaparecido. Los tres decían que era un alivio verlo así (y sus caras así lo reflejaban) y que vaya susto les había dado la vez anterior.
La placenta sigue estando previa pero ahora se ha quedado en tipo marginal (esta muy cerca del canal parto pero no lo obstruye) y los vasos que se veían cerca de la vejiga siguen estando pero parece que son varices debido al embarazo y que cuando nazca el bebé se quitarán por si solas.

Respecto al bebé está perfecto y ya colocado cabeza abajo y lo más sorprendente es que nos dijo que parecía que tenia mucho pelito en la cabeza y además moreno porque si no, no se vería tan claramente en la ecografia. Mi chico y yo nos miramos alucinados y nos empezamos a reír ¡era justo lo que había soñado por la noche! jajaja

La semana que viene tengo cita con mi ginecóloga de nuevo y con esta nueva información a ver que me dice respecto al planteamiento de la operación.
De momento, ayer todos estábamos contentísimos con las buenas noticias ¡Al final voy a acabar animándome por el tercero! jajajajaj

Besos!

lunes, 24 de marzo de 2014

34 semanas y preparando la maleta!

Ya estoy de 34 semanas y media y esto empieza a pesar... De momento he puesto 9 kilos que no son muchos teniendo en cuenta el reposo relativo pero cada vez me encuentro más limitada para hacer ciertas cosas o con menos fuerzas.
Esta semana me he empezado a encontrar más cansada y sobre todo con más molestias. La semana que viene tengo cita con la ginecóloga y seguramente me programará la operación para mediados de abril, así que viendo como me encuentro y lo poco que queda he empezado ya a organizar las cosas que me tengo que llevar al hospital.

Cuando fue a nacer el peque terminé de hacer la bolsa la misma mañana que rompí aguas pero ahora quiero estar más preparada no sea que tengamos un susto en estas semanas que quedan y tenga que salir corriendo.
Aquella vez llevaba una maleta que parecía que me iba a quedar en el hospital a vivir. Para el peque llevaba pijamas y conjuntos para cada día y, lógicamente, la mitad de la ropa no se la puse porque, aparte de que era mucha, el niño estaba tan cómodo y calentito con sus pijamas que te daba pena cogerlo para cambiarlo, así que esta vez solo metido bodies y pijamas y un solo conjunto que usaré para el día que nos den el alta y si necesito más ropa ya se la pediré a mi madre o mi chico que estarán yendo y viniendo a casa.

Tampoco voy a meter las cámaras de foto, vídeo y sus cargadores respectivos. Primero porque se te olvidan que las tienes allí y te las traes de vuelta sin haberlas sacado siquiera de la funda y segundo porque teniendo el iPhone y el ipad a mano tengo más que suficiente para hacer fotos. Que lógicamente no salen igual, pero ya tendremos tiempo en casa de sacar la cámara buena y hartarnos de hacerle fotos a los dos peques.
Las cuarenta revistas que eche la otra vez para entretenerme durante la dilatación y la estancia en el hospital tampoco están. Esta vez no va a haber dilatación y en la habitación entre el bebé y las visitas no te da tiempo ni de pasar de las primeras paginas así que un cosa menos (y si me aburro ya le pediré a alguien que me suba una)
Así que ya veis que esta vez solo he metido lo imprescindible:  un par de camisones (aunque allí te dan pero para estar un poco más mona), bata, zapatillas, ropa interior y algunas cosas de aseo para mi y pijamas y bodies para el bebé, gorrito (que también se lo ponen allí pero para ir cambiándolo), manoplas y un arrullo.
El tema de pañales, gasas, compresas, cosas de baño etc lo dan en el hospital así que menos cosas que meter en la bolsa.
Ah! y por supuesto, la carpeta con toda la documentación y pruebas de estos meses.

Y vosotras ¿que os llevasteis u os vais a llevar al hospital? ¿Os paso como a mi que metí demasiadas cosas o creéis que esto es poco?

Besos!!

miércoles, 19 de marzo de 2014

#Papilovale

Siguiendo la idea de Luci de Mami también existe me uno a este #papilovale para hacerle un pequeño homenaje a ese hombre tan maravilloso que el peque y yo tenemos la suerte de tener a nuestro lado.
Hemos pasado por mucho y muchas cosas desde que nos conocimos hace ya la friolera de 15 años y siempre me ha demostrado que está al pie del cañón y que puedo contar con él para todo.

Antes de nacer el peque ya sabia que iba a ser un padre estupendo pero aun así ha superado con creces mis expectativas y más en estos meses donde al pobre le toca cargar con todo con más paciencia que un santo y sin quejarse para nada aunque a las once de la noche este ya durmiendo en el sofá de agotamiento.
Un padre que siempre está pendiente del peque, que se da patadas en el culo cuando sale de trabajar para llegar a casa a una hora decente y poder bañarlo y jugar con él, que se encarga de hacerle comidas y cenas y que siempre está dispuesto a jugar o leer un cuento.
Un padre que ha cambiado sus mañanas de fin de semana de tele y sofá por bajar al parque y jugar con el peque en la arena, que cuando vamos de viaje busca cosas interesantes que hacer con él como visitar el acuario de Lisboa o Legoland en Berlin.
Un padre al que se le cae la baba cuando su niño le dice eso de "¿me coges en bracitos, por favor?" y no le puede negar nada y que, aunque no lo escuche ni siquiera berrear por las noches, todo el tiempo que pasa con él le parece poco.

Un padre que ahora aguanta también mis neuras y mis ataques de agobio y que está tan asustado como yo (o más) sin saber que pasará el mes que viene pero no lo demuestra para que esté tranquila y además me calma cuando sabe que no puedo más.

Por todas estas cosas (y mil más que me reservo para nosotros) hoy nuestro día del padre va dedicado en exclusiva a él y ya estoy deseando ver su cara cuando vea el regalito que el peque le traerá de la guardería porque por supuesto #papilovale ¡y mucho!






lunes, 17 de marzo de 2014

La cama del Peque.

El peque lleva alrededor de una semana durmiendo en su "cama rande" como él la llama (cama grande para el resto de los mortales) y está encantado.

La verdad es que se ha acostumbrado muy rápido y muy bien. Fue con nosotros a elegirla y comprarla, ayudó a su padre a montarlo todo y estuvo unos días viéndola montada en su habitación pero sin poder acostarse en ella porque nos faltaba vestirla.

Cuando llego el día de acostarlo ya estaba más que concienciado y además le pasé de la cuna su gasita y su peluche de Mickey Mouse para dormir y que no extrañara demasiado.
Vio las sabanas de dinosaurios que habíamos comprado juntos y su edredón de Cars y le gusto mucho meterse en la cama.

Se durmió bien y esa noche se despertó para pedir agua y volvió a dormirse sin demasiado esfuerzo.
Ha estado un par de noches así, despertándose para pedir agua o que le diéramos la mano pero se volvía a dormir rápido hasta que se ha acostumbrado del todo y vuelve a pasar las noches durmiendo del tirón.

Sigue viendo la cuna a los pies de la cama pero ya sabe que la cunas son para los bebés y él es un niño mayor así que no ha pedido acostarse en ella aunque no descarto que lo haga cuando nazca su hermano.

Con la nueva distribución que hemos hecho parece que queda un poco más de espacio para que pueda jugar y también tiene todas su cosas más a mano.
Debajo de la cama tiene dos cajas que también compramos en Ikea donde hemos metido todos sus peluches y le encanta sacarlas, jugar con ellos o meterse él en las cajas. Además le resulta muy fácil recogerlos y guardarlos.
Aun no hemos terminado de decorar del todo la habitación ya que queremos ponerle algún vinilo simpático cerca de la cama y tenemos que recolocar dos cuadros que se han quedado un poco descolgados pero al menos he conseguido mi idea de diferenciar dos espacios dentro de la misma habitación, por un lado la cama con su mesilla y su mueble para juguetes y por otro el espacio del bebé con la cuna, el vinilo de El Principito que pusimos cuando nació el peque y la cómoda cambiador.


Reconozco que el nordico de Cars me parece horrible y que me gustaría algo más bonito como los que hay en Zara Home pero es lo que al peque le gusta y no hay más que hablar que ya tendré tiempo más adelante de hacer el cambio jajaja!

Besos!

miércoles, 12 de marzo de 2014

Mi cesarea respetada II. Mi experiencia

Cuando nació el peque ya os conté como fue su llegada al mundo aquí. Os conté como rompí aguas, como llegamos al hospital y como todo iba muy bien hasta que me tuvieron que hacer una cesárea de urgencia por un desprendimiento de placenta. Como os decía el lunes, nadie está libre de que surjan complicaciones durante el parto (aunque no es lo normal eh! que tampoco quiero asustar a nadie!!!)

Cuando las constantes del bebé se vinieron abajo y no remontaba, la ginecóloga lo tuvo claro: había que hacer una cesárea de urgencia inmediatamente pero tengo que reconocer que delante mía todos se comportaron de manera tranquila sin ponerme nerviosa en ningún momento.
El anestesista, que ya no se separó de mi lado hasta que acabó la operación, me iba dando ánimos y diciendome que no pasaba nada y la matrona me decía que era una pena que acabara así con lo bien que iba todo.

Entramos en quirófano, me pasaron a la mesa de operaciones, pusieron la tela verde para que no viera lo que pasaba, me pusieron los brazos en cruz y los ataron por si había que colocar más vías (esto realmente me agobio un poco) y el anestesista se situó a mi lado, junto a mi cabeza y me decía que cualquier dolor o molestia se lo dijera para aumentar la dosis.
Cinco minutos después, el peque estaba fuera y no se si fue la ginecóloga o alguna enfermera me lo enseñó por encima de la tela verde nada más sacarlo para que pudiera verlo por primera vez.
Lo escuché llorar, e inmediatamente lo limpiaron y comprobaron que estaba todo bien en una cunita situada cerca de mi para que pudiera verlo todo.
La ginecóloga comprobó que la placenta se había desprendido y aunque el test de Apgar había dado la máxima puntuación, mandó llamar a un pediatra de urgencia para que le echara un vistazo porque decía que estaba muy blanco (realmente es muy blanquito pero su padre y yo también). Cuando este vino le hizo las comprobaciones allí mismo mientras yo lo veía y dijo que estaba todo bien.

Mientras acababan de operarme y coserme, una enfermera cogió al peque en brazos y me lo acercó. Lo puso entre mi pecho y la cabeza para que pudiera hablarle y besarle y cuando todo acabó y me volvieron a pasar a la cama lo pusieron a mi lado para que saliéramos juntos.
Abrieron un momento la puerta que separa la sala de espera de la maternidad para que nuestra familia pudiera vernos y le dijeron a mi chico que podía acompañarnos a la sala de recuperación.
Os prometo que después de hablar con madres que también han pasado por una cesárea no es lo mismo estar acompañada de tu pareja y tu hijo que pasar esas horas sola.

Allí mismo una enfermera ya me animo para que me lo pusiera al pecho y ella misma me enseñó como hacerlo. Después se lo llevaron un momento para administrarle las vacunas pero le dijeron a mi chico que si quería podía ir con ellos y a la vuelta ya venia el peque en brazos de su padre.
Subimos juntos a la habitación y los tres días que pase allí en ningún momento se lo llevaron sin que su padre o algún familiar fuera con ellos aunque fuera solo para bañarlo.

Cuando se pasa el efecto de la anestesia la herida duele (para que vamos a mentir) y la primera noche se pasa mal pero cada 4 horas venia una enfermera a meterme medicación el el gotero.
Por la mañana vinieron a curarme la herida y a lavarme. Me quitaron el suero y la medicación y ya me lo daban en pastillas.
También me animaron a levantarme pero realmente no lo conseguí hasta la tarde. A partir de ahí me turnaba entre la cama y el sillón y así se hacia más llevadero.
Todas las curas de la herida, la visita de la ginecóloga o del pediatra para ver al peque se hacían siempre en la habitación y así no había que moverse.

Como os decía el lunes vais a necesitar ayuda, así que no dudéis en pedirla. Tenéis que tener cuidado con la herida y habrá cosas que no podréis hacer pero tranquilas que en unos días os empezareis a encontrar mejor aunque seguramente hasta pasadas tres o cuatro semanas no os encontrareis recuperadas del todo.
En mi caso, como también había perdido mucha sangre tenia anemia y me cansaba muy fácilmente así que solo tenia fuerzas para ocuparme del peque y poco más. No sabéis como agradecí (y agradezco) que tanto mi chico como mi madre, mi hermana y mi suegra siempre estaban turnandose para no dejarme sola y ocuparse ellos de todo para que yo solo tuviera que estar pendiente del niño.

Y para no hacerme eterna, aquí acaba mi experiencia. Si queréis preguntarme cualquier otra cosa estaré encantada de responderos y si a alguien le sirve para tener una visión más tranquila y positiva de la cesárea pues mucho mejor!

Besos!

lunes, 10 de marzo de 2014

Mi cesarea respetada I. Consejos

En estas semanas le he estado dando muchas vueltas al tema de la cesárea y la operación a la que me voy a enfrentar. No será la primera, ya que el peque nació también por cesárea, en este caso de urgencia y por ello he estado buscando y viendo opiniones de personas que se habían enfrentado a lo mismo que yo y no me ha gustado lo que me he encontrado ya que casi todas las opiniones o relatos eran de "partos robados", separaciones madre- bebé, cesáreas innecesarias y madres muy descontentas con la atención recibida o sus partos.
Por otra parte, revisando los papeles que nos dieron en las clases de preparación al parto te explican muy bien como identificar los síntomas, que hacer, como empujar y respirar o los cuidados postparto pero no hay ninguna referencia a la cesárea.

Como os digo, yo ya he pasado por una y se a lo que me enfrento. Además, el hospital donde voy ya me demostró que eran muy respetuosos acerca del vinculo madre-bebé y no te separan de tu hijo en ningún momento. Pero me puse a pensar en aquellas embarazadas que están pasando por lo mismo que yo o por situaciones parecidas, que saben que su parto será por cesárea y estoy segura de que si leen eso se les caerá el mundo encima.

No os voy a explicar en que consiste la operación porque lo podéis ver en cualquier libro o página de Internet pero después de leer esos relatos y de vivir las operaciones de mis amigas y la mía propia permitirme que os de unos consejos.

Informaos: Todas tenemos claro que el cuerpo de la mujer está diseñado para parir y que podemos hacerlo. Tenemos en nuestra cabeza como queremos que sea, elaboramos planes de parto y los hablamos y defendemos con nuestros médicos pero os garantizo que al final nadie esta libre de que algo pueda salir mal y tengan que realizar una cesárea. Y de esto, amigas, no preguntamos nunca nada (yo la primera que tampoco lo hice en mi primer embarazo).
De todas mis amigas que han pasado por esta operación yo fui la única a la que no la separaron de su bebé ni un momento y que estuvo acompañada por su pareja en la sala de recuperación. Fui a la única a la que le animaron empezar a dar el pecho en esa sala y la única que no estuvo completamente sola esas dos horas.
Por eso os digo que preguntéis cual es la política del hospital o clínica en estos casos. Si dejan que esté vuestra pareja presente (generalmente no, pero conozco casos en que sí lo permiten), si el bebé se quedará con vosotras, con el padre en la habitación o se lo llevaran al nido... y todas las dudas que tengáis en este aspecto.

- Estar tranquilas y decir lo que os pasa durante la operación: En este caso la mamá no es parte activa del parto sino pasiva. No vamos a empujar y seguramente no es el parto que teníais pensado pero hay que pensar en positivo y recordar que seguramente es lo mejor para vuestro  bebé y para vosotras. 
Aun así, podéis pedir que os expliquen que está pasando, que os enseñen a vuestro hijo/a cuando lo saquen y que después de haber comprobado que está bien, os lo acerquen para que os veáis por primera vez o que os lo pongan sobre el pecho.
Quejaos si algo os duele u os molesta que para eso está allí el anestesista.

- Tienes a tu bebé, sí, pero estas de post operatorio: La realidad es que acabas de pasar por una cirugía mayor y desde que llegas a la habitación y después a tu casa, la mayoría de las personas estarán pendientes del bebé y a lo mejor te dejan un poco de lado. No te sientas culpable por pedir ayuda porque seguramente la vas a necesitar y por supuesto no eres peor madre por eso.
En el hospital te darán analgésicos para el dolor y luego los tendrás que seguir tomando unos días más. Pídele a las enfermeras o matronas que te enseñen a ponerte a tu bebé al pecho de tal manera que no te moleste la herida y repito ¡Pide ayuda para cualquier cosa que necesites!
Ah! Y si no estas bien y las visitas tienen que esperar para conocer al bebé no dudes en decirlo. En estos días lo más importante sois vosotros.

- No te desanimes: Como os he dicho, acabas de pasar por una operación por lo que vas a necesitar más tiempo para recuperarte. Aparte estas también de postparto y eres madre reciente con todo lo que ello conlleva: hormonas revolucionadas, pasar de la risa al llanto, no verte bien físicamente, agotamiento, dormir poco... Verás a otras madres que han tenido a sus hijos y están estupendas en cuatro días mientras tu aun necesitas ayuda y te molesta hasta el roce de la ropa. ES NORMAL y aunque a veces maldigas al mundo entero porque no sabes ni que ponerte o como hacer las cosas recuerda que lo tuyo ha sido una operación y que para estar bien del todo necesitaras unas cuatro semanas (a veces incluso más).

No penséis que estos consejos médicos ni nada de eso. Ya os digo que tan solo os hablo desde mi experiencia y la de mujeres cercanas a mi que han pasado por lo mismo y para no hacerme muy pesada, el miércoles os contaré como fue mi cesárea respetada.

Besos.








viernes, 7 de marzo de 2014

¿Estas embarazada? ¡Hazte fotos!

Cuando estaba embarazada del peque no le di mucha importancia al tema de las fotos. Me hice algunas en casa, cuando me arreglaba o me veía bien y otras un poco más personales que me hizo mi chico al final del embarazo pero poco más.
Después, navegando por internet fui descubriendo fotos y sesiones de embarazo maravillosas y me dio mucha pena el no habermelas hecho yo pero la verdad es que tampoco me sentía cómoda ni segura para ponerme en manos de ningún fotógrafo, así que esta vez y además estando segura de que va a ser el ultimo y teniendo más tiempo libre, me he ido haciendo fotos cada poco tiempo y he estado buscando inspiración en internet para sacar ideas tan chulas como estas y tener un bonito recuerdo de mi embarazo el día de mañana.






La de los zapatos me encanta y ya lo he hecho y con la de la barriga vista desde arriba estoy en ello! La foto de los imperdibles me parece genial para anunciarlo.
También hace tiempo que descubrí esta pagina y la guardé para cuando llegara el momento. Algunas técnicas y composiciones de escapan de mis conocimientos pero sus fotos son súper divertidas por lo que os recomiendo que le echéis un vistazo: http://rebevacapturandomomentos.blogspot.com.es/2011/11/momentos-embarazo.html

Y por supuesto en este embarazo, que ya está entrando en su recta final, pienso hacerme una sesión de fotos bien chula con una fotógrafa muy especial ¡ya os contaré más adelante!

Besos!


miércoles, 5 de marzo de 2014

Otro niño ¡y encantada por ello!

Mi barriga de casi 32 semanas ya no se puede ocultar debajo de nada y es inevitable que la gente te mire, te desee que todo salga bien, te diga que qué poquito te queda y la pregunta más escuchada: ¿NIÑO O NIÑA?.
Y entonces se produce un hecho muy curioso... Si voy sola y digo que es niño la respuesta de la gente, sobre todo de las mujeres más mayores, suele ser que qué alegría, que bien y que lo críe con salud (que es una frase muy escuchada en Andalucía). Pero si voy acompañada del peque la cosa cambia... En este caso las respuestas son más del tipo "bueno, pues lo importante es que venga bien..." o "bueno, pues así te animas luego a por la niña". Y yo me quedo con una cara de tonta.... Y os prometo que cuando digo que viene otro niño lo digo contenta y sonriente, que no estoy llorando ni nada de eso pero parece ser que hay que tener la parejita por narices.

Pues si, voy a tener otro niño y estoy encantada con ello. Mi peque va a tener un hermano con el que compartir juguetes, peleas, pelotas, carreras... y que espero sea su mejor amigo toda la vida.
No niego que me hubiera encantado tener una niña, de hecho cuando estaba embarazada del peque quería una niña, pero en este embarazo en cambio prefería niño. Siempre me ha gustado más la idea de tener dos iguales, tal vez porque solo tengo una hermana y siempre nos hemos llevado genial y la experiencia de mi chico con su único hermano es igual.

Solo me queda una duda ¿y si hubiera sido al revés? ¿Y si en vez de dos niños fueran dos niñas? Creo que en ese caso no lo dirían tanto porque parece, que a la larga, dos niñas te hacen más compañía según los cánones de las señoras mayores.

¿Os ha pasado esto a vosotros? ¿Alguna madre de dos niñas que responda a esta cuestión? jajajaj.

Besos!







lunes, 3 de marzo de 2014

Sindrome del nido y preparamos la habitación

Esta semana, después de la visita a la ginecóloga he empezado a ser consciente de lo poco que queda para que mi bebé venga al mundo. Y me ha entrado un agobio tremendo....

Con el peque no me entró el llamado síndrome del nido y fuimos haciendo las cosas muy poco a poco. Tanto, que la misma noche que rompí aguas terminé de organizar la bolsa del hospital.
También es verdad que lo hacia todo poco a poco y sin prisas, las cosas llegaban a casa de forma escalonada y solo había que ubicarlas. Pero esta vez había que hacer más cambios como volver a organizar la habitación para que pase a ser de dos, sacar, lavar y organizar toda la ropa en los armarios, ver lo que vale y lo que no, y aun queda por sacar el moisés y el carrito pero eso ya sin tanta prisa.

Pues con todo este agobio le fui a mi chico el otro día medio llorando que parecía que el niño iba a nacer mañana y yo no tenia nada preparado. Estaba tan saturada que si por mi hubiera sido esa misma noche hubiera empezado a organizarlo todo y a preparar la bolsa del hospital.
El pobre me tranquilizó y me dijo que no me preocupara que este fin de semana compraríamos lo que hacía falta y lo montábamos todo, así que el sábado por la mañana nos fuimos de visita a Ikea con la lista de deberes hecha para que no se nos olvidara nada y entre el sábado por la tarde y el día de hoy hemos montado la cama nueva del peque (con la que está encantado), su mesilla, desmontado una cómoda que se va a llevar mi hermana y reorganizar la ropa de los tres para dejarlo todo en condiciones. Bueno, para ser sinceros, mi chico se ha dado un lote tremendo de bricolaje y la reorganización de la ropa corre de mi cuenta.

Aunque ya tiene su cama montada, aun no puede dormir allí porque nos falta vestirla, pero en estos días ya lo tendrá todo listo y os contaré que tal la experiencia. Hemos querido pasarlo ahora antes de que llegue el bebé para que se vaya acostumbrando y no se sienta desplazado aunque cuando nazca pasará unos meses en el moisés antes de pasarlo a la cuna (al peque lo pasamos con 6 meses).

Cuando este todo terminado y la cama vestida con su nórdico de Cars, os pondré una foto para que veáis que tal ha quedado todo.

¿Y a vosotros, os entró el síndrome del nido? ¡Al menos no me ha dado por ponerme a limpiar toda la  casa o descolgar cortinas!

Besos!



viernes, 28 de febrero de 2014

Revisión 30 semanas

El miércoles por la tarde tuve la revisión de las 30 semanas y más o menos todo sigue igual.
La placenta sigue estando previa pero la buena noticia es que está en la cara posterior y no se la encontrarán nada más abrir. La sospecha de acretismo sigue presente, pero es eso, una sospecha por lo que hasta el día de la operación no sabremos nada concreto.
Me miró también que tal tenia el cuello del útero ya que la placenta está muy baja pero afortunadamente el cuello está muy largo y cerrado.

Lo bueno es que el bebé esa perfecto. Aun no está colocado pero eso ya da un poco igual porque de todas maneras va a ser una cesárea y como dice mi ginecóloga, le da igual sacarlo por la cabeza que por los pies. Pesa un poco más de kilo y medio y yo he puesto unos 7 kilos y medio.

También hablamos de cuando será la fecha más probable de la operación y le pregunté todas mis dudas. Me dijo que lo mismo podía durar los 30 o 40 minutos de la cesárea que alargarse hasta las dos horas en caso de complicaciones como que hubiera que hacer una histerectomía.
El bebé estará conmigo en quirófano y saldremos juntos si todo sale bien. Solo en el caso de que me tuvieran que trasladar a la UCI se quedaría con su padre en la habitación durante esas horas.

Ya tengo cita para el preanestesico y los análisis del ultimo trimestre y si no hay sangrado antes o contracciones (que espero que no) me verá de nuevo en cinco semanas y ahí ya me dirá la fecha exacta de la operación.
En fin, que solo quedan seis semanas! que ganas tengo de que pase todo y sobretodo de que salga todo muy bien.

Besos!!

P.d Hoy es fiesta en Andalucía así que feliz puente para todos!!

miércoles, 26 de febrero de 2014

Centro de desarrollo infantil ALMA

El 14 de febrero llegó el gran día y después de unos meses de preparativos y trabajo duro se hacia realidad el sueño de mi hermana y su compañera ¡Inauguraban su centro de desarrollo infantil!
Hicimos una gran fiesta para celebrarlo a la que no faltó nadie para que vieran que bonito es el centro y lo bien cuidado y montado que está todo.
Nos hablaron de su proyecto, enfocado sobre todo a niños con problemas, de sus talleres como el de ingles que comienza en marzo para peques desde tres años, y de sus propuestas como Las cenas sin peques donde una vez al mes o vísperas de festivos se quedan unas horas con los peques para que los padres nos podamos ir a cenar tranquilos y descubrir de nuevo que tu marido (o mujer) es maravilloso y no solo la persona que dormita contigo de noche en el sofá después de un día largo.

Acaba de arrancar y ya tienes propuestas estupendas que seguro que tendrán mucho éxito como la recogida de los peques de los colegios si a los padres no les da tiempo o el poder dejarlos unas horas mientras vas a un gimnasio cercano.

Os dejo unas fotos del centro y su información de contacto.





Besos!

Edito para poneros la dirección de su blog. Seguro que encontráis cosas muy interesantes y todas sus actividades. http://centrodesarrolloinfantilalma.blogspot.com.es

lunes, 17 de febrero de 2014

La vida social del peque

Hace algún tiempo que escucho comentar a mis amigas o vecinas que sus hijos tienen más vida social que ellas. Que no paran de llegar invitaciones a cumpleaños o fiestas de los compañeros de la guarde, el colegio o las actividades extraescolares y que casi tienen que comprar una agenda para llevar los eventos de los niños.

La verdad es que todo eso me sonaba a chino. Hasta el momento, mi hijo era muy pequeño para que lo invitaran a nada y tanto él como sus compañeros de la guarde celebran el cumple allí todos juntos y luego cada uno en su casa.
Pero este mes ha llegado el momento de abrir la agenda social del peque. Hace un par de semanas un amigo de su clase nos mandó la invitación de su cumple que lo celebraba en un parque de bolas y (como en las bodas) se rogaba confirmación.
Os prometo que cuando vi la tarjeta no me lo podía creer ¡Que el niño cumplía tres años! y yo ni siquiera conocía a los padres pero hablando con otras madres me dijeron que iban a ir y allí nos plantamos para que el peque jugara con sus amigos y celebrara el cumpleaños con ellos.

Fue una experiencia nueva para los dos y aunque no le gustó mucho eso de estar dentro del parque de bolas y perderme de vista estuvo un rato jugando y saltando por ahí con sus amigos hasta que se cansó y nos fuimos.
Ilusa de mi pensé que la cosa se quedaba en eso, en una experiencia nueva y ya está pero el martes pasado me llega un wasap de otra madre (al menos con esta tengo más contacto  y nos hemos visto en verano en la piscina para que que los niños jugaran) para invitarnos al cumpleaños de su hijo que fue ayer.
En este caso ha sido algo más informal ya que lo ha celebrado en el club de la urbanización donde los niños podían estar a sus anchas corriendo y jugando.
Y me da la impresión de que esto no ha hecho más que empezar así que de esta tarde no pasa que le compre una agenda al peque para ir apuntando sus actos sociales jajajaja.

Besos!


viernes, 14 de febrero de 2014

Mis sueños de embarazada

Desde pequeña recuerdo soñar mucho y despertarme recordando esos sueños perfectamente y es algo que siempre me llamaba la atención,  así que siendo adolescente ya empecé a investigar sobre el significado de los sueños y porqué había sueños que se repetían. Por ejemplo, aprendí que cuando estoy agobiada con algo suelo soñar con un mar oscuro, a veces embravecido o del que no puedo salir por las corrientes. Cuando tengo una cita importante de cualquier cosa siempre sueño que llego tarde o que se me olvida, que se para el reloj o que el día pasa y no me he dado cuenta.

Cuando me quedé embarazada del peque ya me hablaron que tendría sueños raros o extraños relacionados con el parto o el bebé pero todos fueron muy normales. Recuerdo un día que soñé que estaba de parto pero yo no sentía nada, tan solo empujaba cuando me decían y ya está. En ninguno de mis sueños (ni antes ni ahora) veía al bebé pero tampoco estaba agobiada por eso y sí que recuerdo pensar que si de verdad el parto era así no tenia de que preocuparme porque no me había dolido absolutamente nada.

Los sueños en este embarazo están siendo distintos. De momento, solo he soñado con el parto una vez y ha sido justo esta semana. Estaba en el hospital, rodeada de plantas, me ponían la epidural y entraba a un quirófano lleno de gente donde me operaban. No veía al bebé ni sentía dolor y al acabar me llevaban a mi casa como si nada hubiera pasado. Era un sueño extraño pero mis sensaciones eran de tranquilidad, no de nerviosismo, angustia o agobio.
Lo que más se me esta repitiendo esta vez es soñar con personas que actualmente no forman parte de mi vida. Compañeros del instituto, de la facultad o amigos con los que compartí algunos años pero que luego la vida nos ha llevado por distintos caminos y hemos perdido el contacto.
Aparecen en mis sueños de una manera normal, como si nos hubiéramos visto el día anterior acompañándome en lo que tenga que hacer. Algunas veces saben que estoy casada y tengo familia y otras veces no. A veces me veo como estoy ahora, embarazada y con mi familia y otras vuelvo a tener la edad que tenia cuando los conocí y las mismas preocupaciones.

Por más vueltas que le doy no consigo dar con el significado de estos sueños recurrentes ni porqué precisamente ahora aunque espero averiguarlo dentro de poco.

¿Y vosotros, soñáis mucho o sois más de dormir a pierna suelta con la mente en blanco? ¿habéis tenido sueños extraños en vuestros embarazos?

Besos!


viernes, 7 de febrero de 2014

Sin novedades que contar...

Hace una semana que no aparezco por aquí pero es que tampoco tengo nada que contaros...
Mis días son siempre iguales, por la mañana en casa sin poder hacer mucho y por la tarde alterno entre la casa de mis padres o mi madre en mi casa que me ayuda a poner lavadores, recoger ropa o planchar para quitarle esa carga a mi chico.
Casi no salgo a no ser algún paseo corto con el peque y mi chico el fin de semana o un ratito en el parque entre semana cuando mi madre está conmigo.

El embarazo sigue igual y ya estoy de 28 semanas. Físicamente me encuentro bien y creo que por eso me agobio aun más, pero cada semana que pasa siempre pienso que ya me queda una semana menos y también que hemos pasado otra semana más sin problemas para el bebé
Del peque ya os hablaré en otra entrada que está en una edad que me encanta y me parto de risa con él porque cada día me suelta una plagara o frase nueva que me deja descolocada...

Esta tarde tenemos nuestro primer acto social de su agenda y es que lo han invitado al cumpleaños de un niño de la guarde en un parque de bolas, así que ya os contaré el lunes como acabamos hoy!.

Besos.

viernes, 31 de enero de 2014

Cuarto para dos

Con la llegada del bebé, al peque le tocará compartir su cuarto con él pasados los primeros meses así que he estado buscando ideas en Internet sobre como poner una cuna y una cama en la misma habitación y he encontrado ideas muy chulas.

La primera es el cuarto de Martina y Lola, las preciosas niñas de Bea del blog Con botas de agua que dedico dos post al cuarto de sus pequeñas (podéis leerlo en el enlace). En ellos explica que decidió dejar la habitación más grande para ellas y la verdad es que me parece preciosa y con una decoración muy mimada y cuidada.



(Las demás fotos que os pongo están desde hace meses en mi carpeta y no recuerdo la fuente, así que si alguien lo sabe que me lo diga y lo añadiré)

Esto será algo parecido a lo que pondré yo. Camita pequeña y la cuna al otro lado. Me gusta el detalle de la alfombra en medio ya que en la habitación del peque tengo una preciosa que me gustaría conservar y que le sirve mucho para jugar tirado en el suelo.



Reconozco que esta idea me ronda en la cabeza hace mucho tiempo y es una solución estupenda para espacios pequeños como el mio. De la foto me gusta todo: el minimalismo, los colores en blanco, negro y gris, el detalle de los vinilos y los juegos de sabanas de nubes.
Cuando el bebé crezca solo hay que quitar la cuna y poner otra cama. Fácil y practico.




Y puestos a mirar y buscar ideas, me adelanté unos años y pensé ya en el momento en que los dos tengan que dormir en sus camas. Nuestra idea, en un principio, es poner literas pero aun queda mucho  tiempo por delante.
Si tuviera una habitación como esta, con esos ventanales y esa luz me encanta la idea de las dos camas y los colores blanco y azul


 ¿Y que me decís de estas literas? Las primera perfectas para una casa en la playa (me da envidia la foto solo con mirarla). Son de obra y parece que al otro lado hay dos camas más. Y la segunda me encanta porque es sencilla y original ¡ideal para mi casa!



¿Y a vosotros que os parecen estas ideas? ¿Habéis tenido ya que poner habitación para dos?

Besos!!

miércoles, 29 de enero de 2014

Empezando a organizar

Con esto del reposo relativo y los problemas de placenta, no se si en las próximas revisiones me dirán que tengo que hacer reposo absoluto y por si acaso y con la incertidumbre de que me coja con todo por hacer he empezado ya a sacar la ropita de bebé del peque para ver que tengo, que hay que dar o comprar.

He empezado sacando tres cajas donde tengo la ropa de primera postura y la de verano para no tener que hacer cambio de armario cuando llegue el momento y llevo ya tres días organizando por tallas, apuntando y hasta sacando fotos de lo que hay para no equivocarme ni liarme luego.
También estoy separando la ropa que el peque casi no se puso (o directamente ni estrenó) porque no le quedaba bien o porque no me gustaba y estoy pensando que hacer con ella.
Después empezaré a sacar las sabanas del carrito y el moisés, las vestiduras, toallas, etc. para dejarlo ya todo lavado y colocado.

En el embarazo del peque hice todo esto mucho más tarde y eso que teníamos hasta que arreglar la habitación pero nos lo tomamos con mucha calma, pero ya os digo que ahora me da miedo que me manden reposo absoluto o que el parto se adelante y me da más tranquilidad saber que lo voy a dejar todo listo.

En la habitación hay poco que hacer. Tan solo tenemos que sacar los abrigos de mi chico y míos del armario para dejárselo en exclusiva a los niños y esta semana vienen a ponerme una cajonera que he encargado a medida para ese armario para tener más espacio de almacenaje.

La verdad es que todo esto me vale también para tener ocupada la cabeza en otras cosas y además con lo organizada (y maniática) que yo soy para estas cosas ¡me lo paso en grande haciéndolo! jajaja.

Besos!

lunes, 27 de enero de 2014

Sospechas de acretismo placentario

Como os comenté, el viernes por la mañana fui a que me hicieran la 4D por indicación de mi ginecóloga y las noticias no fueron muy buenas...
Efectivamente todo indica que hay acretismo placentario pero no saben de que tipo ni a que nivel. Me hicieron la ecografia tanto abdominal como vaginalmente para poder verlo mejor pero como esto no es una ciencia exacta hasta que no abran el día de la cesárea no saben realmente con lo que se van a encontrar.

Por lo visto mi caso es algo raro (1 entre 1000 embarazos) y por la consulta pasaron hasta 3 ginecólogos más para verlo y opinar (ahora soy la atracción del departamento). Todos nos hablaron claro a mi chico a mi y nos dijeron que hay un 50% de posibilidades de perder el útero y que en el peor de los casos puede estar dañada también la pared de la vejiga. 
Nos dijeron también que lo importante es que lo sabemos con tiempo y que se puede prever todo los riesgos que puedan pasar y estar preparados para ello. Ya no será una cesárea con un equipo normal sino que en el quirófano estarán hasta 6 cirujanos ginecológicos más algunos de urología para adelantarse a todo y tendrán preparada una reserva de sangre. Nos dijo que ojalá no tengan que actuar y que solo estén allí mirando pero que no van a dejar ningún cabo sin atar ante cualquier complicación que se pueda presentar.
Entre los que van a estar para operar y lo que van a entrar por curiosidad científica como él me dijo, creo que van a tener que dar numero en la puerta de quirófano... Hasta el jefe del departamento, que es toda una eminencia, va a estar presente.

Le pregunté todas las dudas que me iban surgiendo a cada momento y me las resolvió todas muy bien. La anestesia será epidural y el bebé podrá quedarse conmigo hasta que termine la operación (si no hay complicaciones graves) como pasó con el peque, para ir juntos a recuperación ya que, afortunadamente, a él no le afecta nada de esto.
Otras dudas me han surgido ya en casa como cuando tiempo tendré que estar en el hospital o sí podré dar el pecho pero me las guardaré para la próxima consulta.

Como noticia positiva, vimos muy bien al pequeñín y aunque tenia una pierna por delante de la cara (ha salido contorsionista) sí que nos dejó ver más de media carita ¡fue muy emocionante!. también es algo exhibicionista y nos enseñó el pito de maravilla...
Y por supuesto lo más importante es que todos sus órganos están bien y de talla y peso está perfecto.

Este fin de semana me lo he tomado para estar en casa y poder asimilar todo esto. Se qué hasta abril que llegue el día de la operación no voy a saber nada a ciencia cierta pero prefiero estar preparada para lo que pueda pasar y sí luego no es nada pues muchísimo mejor.
No tengo ganas de hablar con nadie ni de ver a nadie pero después de pasar el fin de semana queriendo  meterme en la cama y no salir hasta la semana 37, hoy empieza una nueva semana y hay que ser fuerte porque al final todos los días sale el sol y esto no va a poder conmigo.

Besos.