lunes, 30 de junio de 2014

Como se ha tomado el Peque la llegada del bebé

Tengo esto de lo más abandonado y un montón de cosas apuntadas que me gustaría contaros pero realmente me falta tiempo durante el día y por la noche me encuentro tan cansada que no soy capaz ni de encender el ordenador.

Mi bebé ya tiene dos meses y medio y sigue demandando más atenciones que su hermano con ese tiempo. Come muy bien aunque a veces sigue tardando muchísimo y duerme menos durante el día pero la noche sí la pasa bien. Se despierta unas o dos veces para comer y vuelta a dormir.
Ya hemos ido a la revisión de los dos meses y supera con creces los 6 kilos de peso (percentil 80) y mide 60 cm. (en esto directamente se sale de la tabla).
Os prometo que dentro de poco os contaré en un post más cosas sobre él pero hoy me gustaría deciros como se tomó el Peque la llegada de su hermano.

Ya os conté que solo vino al hospital a recogernos con lo que estuvo casi cuatro días sin verme aunque estaba con su padre. Cuando llegó a la habitación procuré no tener al bebé en brazos y recibirlo a él para presentarle a su hermano y decirle que le había traído un regalo (él también le traía un regalo al bebé)
Al verme, lo primero que me pidió al notar que no tenia barriga es que lo cogiera en brazos, así que me senté con él mientras mi hermana traía al bebé. Lo miró, le dijo hola, le dio su regalo pero poco más. No le gustaba mucho que todos le estuvieran mirando (estaban allí mi madre, suegra, hermana, cuñados...) y tampoco quería tener al bebé cerca o cogerlo.

Nos fuimos los cuatro a casa en el mismo coche y durante el camino lloró un par de veces. Esa tarde no quería saber nada de mi y aun menos del bebé. Ni siquiera lo miraba o se acercaba pero sabíamos que era normal y no le decíamos nada.
Solo quería estar con su padre y hacerlo todo con él.
Esa noche durmió bien pero al despertarse preguntó si el bebé se había marchado ya...

Poco a poco ha ido queriendo hacer más cosas conmigo (sobretodo después de que a mi marido se le acabara la baja paternal) y ya está como siempre. Entiende que a veces tengo que coger en brazos al bebé y que él tiene que esperar, sobre todo cuando a este le toca comer y de momento no se ha cogido ninguna rabieta por este motivo. Eso sí, cuando lo coge el padre le dice que me lo de a mi o que lo deje en el carro, aunque cada vez se lo va diciendo menos.
Lo días posteriores se despertó un par de veces en la noche cuando él duerme del tirón, pero fue todo muy leve.

Con su hermano también ha ido poco a poco. Ha pasado de no querer ni mirarlo a asomarse al carro, a tocarle la cabecita porque dice que tiene un pelito suave, a preguntarle que le pasa cuando llora o a intentar darle algún juguete para que el otro lo coja.
También quiere ayudar en el baño y le damos la esponja para que enjabone las piernas y los pies e incluso dos veces ha querido darle el biberón.
Nosotros le dejamos que haga todas estas cosas bajo nuestra supervisión, obviamente, y siempre diciéndole que tiene que tener cuidado.

Solo hemos notado que quiere llamar un poco más la atención cuando viene alguien a casa que, o bien se disloca un poco, o se va a su habitación a jugar y no consiente salir en todo el tiempo que esté la visita en casa.

Como veis de momento lo llevamos más o menos bien aunque no se yo que pasará cuando el bebé tenga unos meses más y empiece a querer coger sus cosas...

Besos!!