viernes, 29 de julio de 2016

Yo solito

Esa es la frase favorita del Rubio ahora. Con sus dos años y tres meses está afianzando su autonomía y hay muchas cosas para las que ya no quiere ayuda:
- Come solo sobre todo si es con tenedor porque con la cuchara aun hay que ayudarle un poco. Por las mañanas se toma solo el biberón y no tiene problemas con ningún tipo de comidas.
- Subir las escaleras. Como vivimos en un primero procuro usar el ascensor lo menos posible y ya no quiere que le de la mano para subir las escaleras sino que va él solo agarrado a la barandilla.
- Lavarse las manos o el cuerpo en la ducha con la esponja. Ni os cuento como pone el cuarto de baño...
- Lavarse los dientes. Él solo coge el cepillo y se empieza a cepillar aunque esta claro que luego tenemos que darle un repaso.
- Ir por la calle solo, sin darnos la mano. Esto solo lo podemos hacer a veces cuando salimos por la urbanización o por sitios sin mucha gente. Sino sabe que tiene que ir de la mano o en el carro.
- Llevar sus cosas. Con esto me refiero a algún muñeco, pelota, etc. Si vamos a la piscina le gusta llevar su mochila al igual que a su hermano y si salimos a la calle lleva algo en la mano que generalmente acaba en mi bolso o la cesta del carro.

Otras cosas aun no las hace o las está desarrollando como vestirse o ponerse los zapatos que nos lo sigue pidiendo y hace tres días (crucemos los dedos) que se está durmiendo solo en su cuna en vez de en el carro conmigo al lado. En esto (como en todo lo demás) no lo hemos obligado ni forzado sino que él solo empezó a decir que quería irse a dormir a la cuna para estar con su hermano escuchando el cuento y cuando le entraba el sueño pedía irse a su carro, pero desde hace tres días se tumba y se queda dormido, así que otro logro conseguido!

¡El Rubio se nos hace mayor! y seguro que dentro de poco os podré ir contando más etapas superadas y logros conseguidos.

Besos!

2 comentarios:

  1. Alba E, la tía molona30 de julio de 2016, 18:51

    Porque aquí no hay emoticonos porque sino pondría el que sale llorando a lágrima viva... ¡No quiero que se haga mayoooooor!!!Quiero que se quede así, tal y como está ahora...
    Con sus lengua de trapo, su cara de trasto, esos cachetes apretados y esa carita de niño mayor pero de bebé todavía... Sni,snif!!
    Lo que está claro es que este rubiales nos tiene ganados a todos...(vale y aquí pondría el emoticono con los ojos de corazón!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito sister!!! La verdad es que yo tampoco quiero que crezca más aunque a veces me vuelva loca! jajaja

      Eliminar

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!