viernes, 30 de diciembre de 2016

Resumen del año con los post más vistos

Mañana se acaba el año y haciendo un resumen estos son los 5 post más leídos del 2016:

1. Conciliando vacaciones escolares y trabajo: Esta claro que a todos nos preocupa mucho el tema del trabajo cuando los niños están de vacaciones. Es complicado compaginar los casi tres meses que tienen ellos con el mes escaso de las nuestras. En ese post os contaba como lo solucionamos nosotros.
2. Nuestra experiencia: bugaboo cameleon: ¡Definitivamente una de nuestras mejores compras! Aquí os contaba nuestras experiencia con ese carrito durante estos años. Lo compramos muy convencidos y más de cinco años después aun me sigue encantando.
3. Peluquerias para niños: Se ve que no soy la única con problemas a la hora de pelar a los peques jajajaja! La verdad es que nos vino fenomenal conocer este tipo de peluquerías para quitarle el miedo al Pelirrojo.
4. Viernes de lectura IV: El Monstruo de Colores:  Me encanta este libro y a los peques también así que no me extraña nada que sea un autentico éxito y que haya sido traducido y vendido en tantísimos países.
5. Cumpliendo años y cerrando etapas: Justo al cumplir los 35 me sinceraba sobre nuestra decisión de no ampliar más la familia y sus razones.

¡Y hasta aqui este resumen! Por aquí os iré contando que nos depara este nuevo año y os deseo a todos un Feliz Año Nuevo. Nos vemos después de que pasen los Reyes Magos!

Besos!

viernes, 23 de diciembre de 2016

Nuestra experiencia: Calendario de adviento de Lego

Este año hemos comprado el calendario de adviento de Lego City para los peques y ahora que solo les falta un día para acabarlo os puedo contar nuestra experiencia.
Es la primera vez que tenemos un calendario así porque los años anteriores no veíamos que tuvieran paciencia para ir abriendo una ventanita cada día, así que habíamos comprado los típicos con algún chocolatito o incluso teníamos uno muy chulo de Imaginarium (que hemos tenido que tirar por culpa del hollín) que era un árbol de navidad de fieltro con 24 casilleros y podías meter lo que quisieras cada día para ellos.

La principal razón para decidirnos por uno de este tipo era que el Pelirrojo trabajara más la paciencia y los tiempos de espera y tengo que reconocer que ha ido muy bien. De forma indirecta también ha trabajado un poco la frustración porque desde que vio la caja, su figura favorita era el perro que tira del trineo y eso no salir hasta ayer. Eso sí, se puso loco de contento y creo que ha comprendido que a veces merece la pena esperar un poco por ciertas cosas.
Lo único malo es que los dos se pasan el día jugando con el y tengo muñequitos tirados por todas partes! jajajaj

Y aprovechando que ya solo queda un día para Navidad os deseo a todos muy felices fiestas y que tengáis una gran entrada de año. No se si podré pasarme a escribir algo con los peques en casa todo el día, así que aprovecho ahora.

Muchos besos!

viernes, 9 de diciembre de 2016

Volvemos a la carga... Afortunadamente

Llevo más de un mes sin escribir nada y los que me seguís por redes sociales ya sabéis la razón. La noche del 7 de noviembre un vecino (concretamente mi vecino de enfrente) prendió fuego en el garaje a tres coches y dos motos. Las tuberías de pvc de los saneamientos que recorren los bloques de pisos se derritieron lo que hizo que el humo subiera por allí y se metiera en los pisos llenándolos completamente de hollín.
Imaginaros que estáis todos durmiendo a las 2 de la mañana y que bien os despertéis solos oliendo a humo (como fue mi caso) o peor aun que te despierte la policía, los bomberos, los vecinos que íbamos también por los pisos o una llamada de teléfono gritándote que bajes corriendo a la calle y que dejes tu casa.
Fue la primera noche que realmente hizo frío y en mi urbanización viven más de 200 familias que estuvimos más de 5 horas en la calle con niños pequeños y personas mayores. Algunos se fueron a un hotel viendo que la noche iba a para largo, yo llamé a mis padres para que vinieran por los niños que estaban muy asustados también y menos mal que antes de salir cogimos abrigos para todos, los niños iban además con sus pijamas- manta y me baje el carro con su bolsa donde tenia todo lo necesario para ellos porque había vecinos que no habían cogido nada, otros unas mantas y teníamos a los niños sentados en bancos con mantas por encima. Algunos familiares vinieron por los niños también y de paso se llevaban a más de una familia. Coches y casas de amigos cercanos sirvieron para muchos como refugio en esa larga noche.

Creo que no podremos agradecerle nunca a los bomberos, la policía y la guardia civil todo lo que hicieron. Gracias a ellos no hubo víctimas y solo daños materiales y eso que arriesgaban sus propias vidas porque, por culpa de los recortes de las administraciones, no contaban siquiera con una cámara térmica que le dijera donde estaba el foco del incendio y os aseguro que mi garaje es un ratonera. Un autentico laberinto sin más ventilación que la puerta, que se llenó entero de humo y donde no se veía absolutamente nada.

Estado del garaje a la mañana siguiente. Tuberías y cables por los suelos y los coches calcinados 
 A las 7 de la mañana pudimos abrir de nuevo nuestras casas completamente negras. A algunos vecinos incluso les han tenido que tirar techos y paredes. Recogimos las cosas que creímos más necesarias y nos fuimos porque con una casa llena de hollín y sin agua poco puedes hacer.
Hemos estados casi tres semanas en casa de mis padres hasta que nos han limpiado y han arreglado las tuberías desde el garaje. Toda la ropa (y cuando digo toda, es completamente toda incluyendo manteles, toallas y todo lo que hay en una casa) lo metimos en bolsas y lo han ido lavando mi madre y mi suegra. Y cortinas, alfombras, colchas, trajes, abrigos, etc aun siguen en la tintorería.

Mi armario, que estaba cerrado, completamente lleno de hollín

Poco a poco vamos recuperando la normalidad y hace dos días, le dimos un pequeño homenaje a esos héroes que arriesgaron su vida por nosotros ¡y hasta les emocionamos! como podéis ver en este tuit
Lo malo es que el garaje está prácticamente impracticable, nuestro trastero aun sigue negro y el árbol de navidad es irrecuperable. Este año tenemos un Belén más pequeño de lo habitual pero, como os digo, esperemos que dentro de poco, todo vuelva a la normalidad.

Besos!