viernes, 27 de enero de 2017

La playlist del nacimiento del Rubio

El otro día cuando iba en el coche, empezó a sonar en la radio una de mis canciones favoritas. Es una canción que es especial para mi porque me la puse en el coche cuando iba camino del hospital para el nacimiento de El Rubio y me acordé que no os conté esto en su momento y se merece una entrada en el blog.

Como ya sabéis muchos, El Rubio nació con una cesárea programada donde, además, no sabíamos bien lo que iba a pasar conmigo así que cuando íbamos en el coche de camino entre nerviosos, expectantes y asustados, se me ocurrió ir poniendo algunas canciones para quitarme esos nervios y entrar con buen animo en el quirófano. 
Solo fueron cuatro, porque el hospital no está muy lejos pero aquí os dejo esas canciones, y quien sabe, a lo mejor os doy una idea para el día de vuestro parto!


Have a nice day de Bon Jovi. ¡Realmente iba a ser un buen día! Iba a nacer nuestro peque!


Mixtape de Jamie Cullum. Una de mis canciones favoritas para alegrarme el día. Desde que lo vi en concierto el verano anterior, no me quitaba esta canción de la cabeza.


It's my life de Bon Jovi. Se nota que quería ir con energía verdad?


Viva la vida de Coldplay. Es una canción especial porque cuando nació mi primer sobrino, mi primo nos envió un mensaje que acababa diciendo "Viva la vida (Coldplay dixit)" y quería que también estuviera presente ese día.

Tal vez no sean las típicas canciones que uno espera encontrar para un nacimiento pero yo necesitaba levantarme el animo y ir llena de energía y la verdad es que lo conseguí.

¿A alguien más se le ocurrió poner música en esos momentos?

Besos!





viernes, 20 de enero de 2017

Haciendo balance y pensando en cambios

Después de toda la vorágine de las fiestas toca volver a la normalidad. Quitar los adornos, colocar todo lo nuevo que nos han traído los reyes magos, hacer balance del año pasado y propósitos para el que entra, etc.
Justo después de estos días también llega mi cumpleaños y es en ese día cuando me gusta hacer ese balance del que os hablo y pensar lo que quiero para este año nuevo.
El año pasado ya os contaba que al cumplir los 35 se cerraba para nosotros una etapa (podéis recordarlo aquí) y aunque a lo largo del año le he dado varias vueltas, se ha quedado solo en eso.
Este año lo afronto como un año de transición. No se porqué pero creo que se avecinan cambios. El Pelirrojo afronta su ultimo curso de infantil y a partir de septiembre ya entrará en primaria y El Rubio pasará de la guardería al colegio.
Por mi parte estoy dándole un cambio a mi vida laboral. Me estoy volviendo a formar en algo que me encanta y que espero que sea mi trabajo en un futuro. Y hablando de cambios, me gustaría darle también un cambio al blog y quiero empezar por el nombre. Cuando se lo puse estaba a punto de cumplir los treinta y ser madre pero de eso han pasado casi 6 años y ya no me siento muy identificada con el nombre, así que si tenéis alguna idea que dar ¡encantada de escucharla!
Besos!