viernes, 20 de enero de 2017

Haciendo balance y pensando en cambios

Después de toda la vorágine de las fiestas toca volver a la normalidad. Quitar los adornos, colocar todo lo nuevo que nos han traído los reyes magos, hacer balance del año pasado y propósitos para el que entra, etc.
Justo después de estos días también llega mi cumpleaños y es en ese día cuando me gusta hacer ese balance del que os hablo y pensar lo que quiero para este año nuevo.
El año pasado ya os contaba que al cumplir los 35 se cerraba para nosotros una etapa (podéis recordarlo aquí) y aunque a lo largo del año le he dado varias vueltas, se ha quedado solo en eso.
Este año lo afronto como un año de transición. No se porqué pero creo que se avecinan cambios. El Pelirrojo afronta su ultimo curso de infantil y a partir de septiembre ya entrará en primaria y El Rubio pasará de la guardería al colegio.
Por mi parte estoy dándole un cambio a mi vida laboral. Me estoy volviendo a formar en algo que me encanta y que espero que sea mi trabajo en un futuro. Y hablando de cambios, me gustaría darle también un cambio al blog y quiero empezar por el nombre. Cuando se lo puse estaba a punto de cumplir los treinta y ser madre pero de eso han pasado casi 6 años y ya no me siento muy identificada con el nombre, así que si tenéis alguna idea que dar ¡encantada de escucharla!
Besos!

4 comentarios:

  1. Maternando jajaja vaya ideas tengo :D

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una muy buena opción! Jajajaj

      Un beso!

      Eliminar
  2. Hace mucho que no entro con la Navidad, los exámenes y demás....!! De verdad vas a cambiar el nombre??? Ainsss, la identificación va a ser muy importante pero yo lo voy a echar de menos. Y a los 30, mamá, es auténtico!
    Pero te apoyo en la dicisión que sea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo la verdad yo tambien lo voy a echar de menos, pero a este ritmo me planto en los 40 con el mismo nombre! Jajajaj

      Eliminar

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!