Ir al contenido principal

Vuelta al cole y cambiamos de ciclo


Con la vuelta al cole de este año nos encontramos que, por primera vez, nuestros hijos cambiaban de ciclo a la vez y no sabíamos cómo lo iban a llevar ni cómo lo íbamos a gestionar nosotros, pero una vez más los niños nos han sorprendido haciéndolo todo mucho más fácil de lo que pensábamos.

En el caso del Pelirrojo, ha pasado a primero de primaria con lo que "mezclan" las dos clases de infantil y hacen nuevos grupos. Cuando me pasaron la lista, no había caído con ninguno de sus amigos íntimos y eso me hizo sentir muy mal. No sabia casi como contárselo sin llorar porque me imaginaba a mi peque, solo, con compañeros nuevos, con una seño nueva y sin ningunos de los amigos en los que él se apoyaba.
Estaba decidida a hablar con el jefe de estudios para que cambiaran a mi hijo de clase de la indignación que tenia, pero esa tarde fui a un cumpleaños y me encontré con la hermana de la profesora que el Pelirrojo había tenido en infantil (y que a su vez es profesora también de la otra clase de infantil con lo que conoce a la perfección al niño) y con ella me desahogué.
Me dijo que esperara. Que la seño que le había tocado era extraordinaria y que ella estaba segura que era lo mejor para el niño. Que lo iba a saber entender y llevar muy bien y que si no iba bien, como ultimo recurso, siempre podía pedir un cambio.

Llegué a casa mucho más tranquila y le conté al peque quien iba a estar en su clase y quien no. Lógicamente, se puso triste cuando supo que iba a estar separado de sus mejores amigos pero que jugaría con ellos en el recreo y que había dos niñas en su clase con las que también se llevaba muy bien.
Esos dias previos antes de empezar el colegio le vinieron muy bien para asumir esto y cuando llegó el día, aunque estaba muy nervioso, iba más que preparado.
Sus seños de infantil recogieron a todos los niños en la puerta con un gran cartel de bienvenida y los llevaron junto a sus nuevas profesoras a enseñarles la clase nueva y el patio así que iban todos encantados.
A la salida, me dijo que le gustaba su clase y que su seño era muy simpática y cuatro días después no ha cambiado de opinión.

El caso del Rubio era un poco más fácil sin olvidar que cambiaba de centro, de seño, compañeros, etc. pero él lleva desde que tenia 5 meses entrando en el colegio hasta la puerta de la clase donde estaba su hermano a llevarlo y recogerlo por lo que conocía de sobra las instalaciones (estaba loco por poder jugar allí), la clase y hasta a la profe porque tiene la misma que tuvo el mayor que, como acabó el ciclo, vuelve a empezar. También hemos tenido suerte de que su mejor amigo de la guarde había entrado en la misma clase que él así que ellos ya iban más acompañados.
En esta semana, no ha llorado ni un día, ni me ha dicho que me quede con él o que no quiere ir al cole. Se lo ha tomado todo con mucha normalidad, como si este no fuera su primer año... Cuando la seño abre la puerta, él entra directamente sin mirar atrás.

Como os contaba al principio, mis hijos me han sorprendido muchísimo y siento que me han hecho mayores de golpe.
¿y vuestros peques? ¿Que tal se han tomado la vuelta al cole?

Besos.


Comentarios

  1. Alba E, la tía molona8 de octubre de 2017, 10:36

    Ya sabíamos que estos peques eran geniales (y no es amor de tía molona) pero es que os han salido de molde!!
    Tienen sus cosillas como todos los niños pero sabéis llevarlos de diez...así da gusto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos niños nunca dejaran de sorprenderme.... Gracias sister!

      Eliminar

Publicar un comentario

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!

Entradas populares de este blog

¡Feliz cumpleaños gordi!

Hace un año nacía mi gordi por cesárea programada. Un bebé que salió llorando y que en este año ha demostrado que tiene un genio considerable.

Un año donde los bebés experimentan el mayor cambio de sus vidas y donde ha pasado de ser un bebé que apenas se movía, que comía y dormía a ser un niño que no para, que gatea por toda la casa y a todo se sube. Que le encanta pasear en su carro y que pierde el norte con su hermano mayor.
Me encanta verlo sonreír con los cuatro dientes que tiene y que le acaban de empezar a salir hace apenas un mes y parlotear en un idioma que nadie entiende.
Es un bebé curioso, un poco bruto y con mucha fuerza. Que tiene un sueño ligero y que (de momento) come muy bien. Es muy diferente a su hermano y eso nos ha hecho replantearnos muchas de nuestras rutinas con él pero la verdad es que se porta muy bien y los dos nos ponen las cosas muy fácil, aunque también tenemos nuestros momentos de agobio como todos.

Ahora está gateando por toda la habitación mientras esc…

Top 5 de los post más leidos

Termina el 2017 y antes de dejaros con el Top 5 de los post más leídos del año, quiero desearos que tengáis una buena entrada de año y que este 2018 se porte con vosotros de maravilla.
Por mi parte, espero volver a teneros por aquí y por las redes sociales donde compartimos experiencias y donde he descubierto una gran comunidad. Gracias a todos por estar ahí.

1. Euneresis nocturna: Con diferencia el post más visitado este año. También acerca del que más consultas recibí tanto en el post como en las redes sociales. Ya vi que era un tema que más de uno sufría también.

2. Generación sin hijos: Acerca de un articulo publicado en un diario, os daba mi opinión y os contaba mi experiencia acerca de tener que elegir entre trabajo y familia y como, por ser madre, se me cierran muchas puertas del mercado laboral.

3. Operación pañal del Rubio: Empezaba el verano y con ella la retirada del pañal para el Rubio que fue mucho mejor de lo esperado porque también supimos escucharle y saber cuando esta…

El Rubio y el Pelirrojo ¿Como es su relación?

Ahora que los niños son algo más mayores noto como su relación ha cambiado y pasan mucho más tiempo jugando juntos ellos solos.
Hasta ahora, el Pelirrojo era el que mandaba en el juego y si al Rubio no le interesaba pues se iba y listo, pero ya con 4 años empieza a querer tomar sus propias decisiones en el juego y generalmente nunca son a gusto de su hermano con lo que empiezan a pelearse y, en el caso del Rubio, incluso a pegarle a su hermano.

El Pelirrojo es un niño super bueno, tranquilo y huye de los conflictos por lo que cuando se pelea con su hermano porque este no hace lo que él quiere o porque le ha quitado o destrozado algo con lo que estaba jugando, enseguida rompe a llorar super enfadado pero nunca le pega sino que viene a contárnoslo a nosotros y el Rubio es todo lo contrario, se enfada, grita muchísimo y con mucho genio y en plena rabieta se lía a golpes con el hermano o con lo que pille por delante ya sea algún juguete o una puerta.
Nuestro modo de actuar es apartarlo, s…