Ir al contenido principal

Las redes sociales y mis hijos.

Si digo que las redes sociales están llenas de fotos de niños no sorprendo a nadie verdad? Muchas madres y muchos padres publican fotos de sus hijos a diario en internet mostrando sus avances, sus logros, como van vestidos o su vida diaria. Algunos, incluso, hacen de esto su forma de vida.

No se hasta que punto es licito o legal que la vida de estos menores esté tan expuesta, pero supongo que hasta que no tengan edad para decirle a sus padres que quieren o no salir más en redes, estos lo seguirán haciendo.

Que conste que no estoy en contra de esto para nada. De hecho, sigo muchos blogs y cuentas de instagram donde sus autores publican a diario fotos de sus hijos. Repito, que esta es solo mi opinión.

En mi caso bien sabeis que no publico fotos donde se les vea la cara a mis hijos y hace un tiempo le vengo dando vueltas al tema. Tengo fotos preciosas de ellos que me encantaría publicar pero que no se como hacer.  A veces pienso que no pasa nada por publicar una pero realmente no sé si quiero abrir esa puerta. Prefiero que sean ellos (cuando sean mayores) los que decidan que es lo que quieren mostrar.
Un ejemplo de lo que os digo es esta foto que publiqué en instagram. Mis hijos aparecen soplando las velas conmigo y al no querer mostrar sus caras, no podéis ver la cara de emoción del Rubio o la del Pelirrojo muy concentrado soplando.


No se... ¿Tenéis alguna forma de poder mostrar las emociones o reacciones de los niños en redes sin que se les reconozca? Soy toda oídos...

Besos!


Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Feliz cumpleaños gordi!

Hace un año nacía mi gordi por cesárea programada. Un bebé que salió llorando y que en este año ha demostrado que tiene un genio considerable.

Un año donde los bebés experimentan el mayor cambio de sus vidas y donde ha pasado de ser un bebé que apenas se movía, que comía y dormía a ser un niño que no para, que gatea por toda la casa y a todo se sube. Que le encanta pasear en su carro y que pierde el norte con su hermano mayor.
Me encanta verlo sonreír con los cuatro dientes que tiene y que le acaban de empezar a salir hace apenas un mes y parlotear en un idioma que nadie entiende.
Es un bebé curioso, un poco bruto y con mucha fuerza. Que tiene un sueño ligero y que (de momento) come muy bien. Es muy diferente a su hermano y eso nos ha hecho replantearnos muchas de nuestras rutinas con él pero la verdad es que se porta muy bien y los dos nos ponen las cosas muy fácil, aunque también tenemos nuestros momentos de agobio como todos.

Ahora está gateando por toda la habitación mientras esc…

Altas capacidades

A principios de verano el Pelirrojo fue diagnosticado de altas capacidades complejas. Las altas capacidades de definen como "una inteligencia superior a la media, un potencial por desarrollar, una forma de aprender y sentir diferente y un desarrollo asincrónico" y se define a los niños de altas capacidades como "aquellos que tienen una capacidad de aprendizaje muy superior y una forma de aprender radicalmente distinta que los diferencia del resto de niños de su edad".

Esto fue lo primero que yo leí cuando mi hermana (que es pedagoga y lleva mucho tiempo dándome la matraca con esto) empezó a insinuarnos que el Pelirrojo podía tener altas capacidades casi desde la guardería pero yo no veía a mi hijo reflejado ahí ni el colegio nos decía nada así que estaba bastante reacia a hacerle las pruebas pero tanto mi hermana como mi marido insistían y me mandaban artículos donde, con el paso de los años, si he ido reconociendo algunas características del niño como por ejemplo …

Viernes de lectura IX: Cierra los ojos, Ona

Hace tiempo que no dedicaba un post a un libro y ya tocaba no? así que os traigo un libro precioso que le ha traído mi prima a los niños y que sirve para relajarse a la hora de ir a dormir.

Su autora, Raquel Piñero, es fundadora de la marca Yoga kids y con este libro, financiado a través de crowdfunding en Verkami, enseña a los niños unas pequeñas técnicas de relajación y respiración para calmarse antes de ir a dormir.

Cierra los ojos, Ona nos cuenta la historia de la pequeña rana Ona que no quiere dormir porque quiere jugar e imagina que es un león en la selva, un pájaro volando o un canguro dando saltos pero su mamá le dice que es de noche y tiene que ir a dormir, que tiene que cerrar los ojitos, respirar lentamente, coger su peluche favorito y escuchar lo que ella tiene que contarle.
Y así, le va contando como se sienten las cosas con los ojos cerrados, que puede soñar que su cuerpo es ligero como una nube de algodón y se va dejando llevar por el viento; que vuela como un pájaro y …