jueves, 4 de septiembre de 2014

Mi gordito

Como todos los bebés, en estos casi cinco meses, mi baby (a partir de ahora el gordito) ha cambiado muchísimo.
Hay cosas en las que le veo mucho parecido con su hermano a la misma edad y otras en las que son completamente diferentes como en el tema de la comida.
Ahora, con cuatro meses y medio pesa 8,5 kilos y mide 64,5 cm. Sigue comiendo muy bien aunque ha dejado la lactancia materna poco a poco. Tampoco sacaría mucho el pobre cuando a mi ni siquiera me ha hecho falta tomarme pastillas para cortar la leche ni he estado con el pecho hinchado o molesta más allá que un par de días.

Ahora toma 180 cl de biberón cada 4 horas y hace un descanso nocturno de unas 7 u 8 horas. Respecto al sueño sí que noto diferencias con su hermano que dormía muchísimo y tenia los horarios mucho más definidos.
Al gordito le cuesta más coger el sueño y generalmente lo hace en brazos aunque cada vez más se queda dormido en su carro. Tiene el sueño ligero y se despierta con facilidad así que tenemos que ir con cuidado de no hacer mucho ruido para no molestarlo.
También es más nervioso y no aguanta mucho tiempo en el mismo sitio por lo que lo voy cambiando del carro a la hamaca, a la mantita- gimnasio, al sofá a jugar conmigo.... No le gusta estar solo y cuando se da cuenta protesta con fuerza para que le echemos cuenta.
Ya se va dando la vuelta estando boca abajo y si esta boca arriba se gira también casi entero. Parlotea mucho y y se cabrea si no consigue lo que quiere al instante.

Durante el día echa pequeñas siestas de unos 20 o 30 minutos aunque después de la toma de mediodía si echa una siesta más larga de unas dos horas. Eso sí, generalmente en brazos y si lo dejas en el carro se despierta a los dos minutos. Tengo que estar a su lado y muy atenta si lo suelto para al más mínimo movimiento intervenir para evitar que se despierte.

Por la noche es algo similar, se queda dormido en brazos y cuando ya lleva un rato dormido ,lo dejo en el moisés. Al principio duerme muy bien pero a mitad de la noche empieza a moverse sin parar estando dormido y parece incomodo. A veces se soluciona poniéndole el chupete y acostándolo de lado, otras cogiéndolo un momento en brazos y si aun así sigue igual lo paso conmigo a la cama donde parece que descansa un poco mejor (y yo también).
No se si pasarlo a la cuna en el cuarto del peque donde al menos no lo oyeré moverse y a lo mejor así no me desvelo tanto pero, por un lado, me da cosa que despierte al peque (aunque es una marmotita) y por otra, aun me parece pequeño y se despierta muy temprano para la primera toma del día.
Ya os contaré que decido al final pero de todos modos no le queda mucho tiempo para que el moisés se le quede pequeño.

Ya os iré contando más cosas del gordito en estos meses que os aseguro se está convirtiendo en todo un personaje!!

Besos!


0 comentarios:

Publicar un comentario

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!