Ir al contenido principal

Mi gordito

Como todos los bebés, en estos casi cinco meses, mi baby (a partir de ahora el gordito) ha cambiado muchísimo.
Hay cosas en las que le veo mucho parecido con su hermano a la misma edad y otras en las que son completamente diferentes como en el tema de la comida.
Ahora, con cuatro meses y medio pesa 8,5 kilos y mide 64,5 cm. Sigue comiendo muy bien aunque ha dejado la lactancia materna poco a poco. Tampoco sacaría mucho el pobre cuando a mi ni siquiera me ha hecho falta tomarme pastillas para cortar la leche ni he estado con el pecho hinchado o molesta más allá que un par de días.

Ahora toma 180 cl de biberón cada 4 horas y hace un descanso nocturno de unas 7 u 8 horas. Respecto al sueño sí que noto diferencias con su hermano que dormía muchísimo y tenia los horarios mucho más definidos.
Al gordito le cuesta más coger el sueño y generalmente lo hace en brazos aunque cada vez más se queda dormido en su carro. Tiene el sueño ligero y se despierta con facilidad así que tenemos que ir con cuidado de no hacer mucho ruido para no molestarlo.
También es más nervioso y no aguanta mucho tiempo en el mismo sitio por lo que lo voy cambiando del carro a la hamaca, a la mantita- gimnasio, al sofá a jugar conmigo.... No le gusta estar solo y cuando se da cuenta protesta con fuerza para que le echemos cuenta.
Ya se va dando la vuelta estando boca abajo y si esta boca arriba se gira también casi entero. Parlotea mucho y y se cabrea si no consigue lo que quiere al instante.

Durante el día echa pequeñas siestas de unos 20 o 30 minutos aunque después de la toma de mediodía si echa una siesta más larga de unas dos horas. Eso sí, generalmente en brazos y si lo dejas en el carro se despierta a los dos minutos. Tengo que estar a su lado y muy atenta si lo suelto para al más mínimo movimiento intervenir para evitar que se despierte.

Por la noche es algo similar, se queda dormido en brazos y cuando ya lleva un rato dormido ,lo dejo en el moisés. Al principio duerme muy bien pero a mitad de la noche empieza a moverse sin parar estando dormido y parece incomodo. A veces se soluciona poniéndole el chupete y acostándolo de lado, otras cogiéndolo un momento en brazos y si aun así sigue igual lo paso conmigo a la cama donde parece que descansa un poco mejor (y yo también).
No se si pasarlo a la cuna en el cuarto del peque donde al menos no lo oyeré moverse y a lo mejor así no me desvelo tanto pero, por un lado, me da cosa que despierte al peque (aunque es una marmotita) y por otra, aun me parece pequeño y se despierta muy temprano para la primera toma del día.
Ya os contaré que decido al final pero de todos modos no le queda mucho tiempo para que el moisés se le quede pequeño.

Ya os iré contando más cosas del gordito en estos meses que os aseguro se está convirtiendo en todo un personaje!!

Besos!


Comentarios

Entradas populares de este blog

Euneresis nocturna en niños

Cuando un niño deja los pañales alrededor de los 2 o 3 años, controla primero la micción diurna y después la nocturna. Los médicos y los artículos científicos te dicen que si el niño se despierta seco durante un periodo largo de tiempo, ya es hora de quitarle también el pañal por la noche.
Respecto a este tema, en torno al 20% de los niños, tienen "escapes" pasados los 5 años y eso es lo que se conoce como euneresis nocturna, siendo más común en los niños que en las niñas y teniendo además, un componente hereditario: si el padre o la madre del niño tardó en controlarlo, es posible que al niño también le pase.

Fundamentalmente, se dan dos tipos: laenuresis primaria, que se producen en niños a partir de 5 años que nunca han aprendido a controlar la micción; y laenuresis secundaria, que se da en niños que tras un período de control (superior a 6 meses), vuelven de nuevo a hacerse pis por la noche. Esto puede ser debido a algún cambio en la vida del niño, como la llegada de un h…

¡Feliz cumpleaños gordi!

Hace un año nacía mi gordi por cesárea programada. Un bebé que salió llorando y que en este año ha demostrado que tiene un genio considerable.

Un año donde los bebés experimentan el mayor cambio de sus vidas y donde ha pasado de ser un bebé que apenas se movía, que comía y dormía a ser un niño que no para, que gatea por toda la casa y a todo se sube. Que le encanta pasear en su carro y que pierde el norte con su hermano mayor.
Me encanta verlo sonreír con los cuatro dientes que tiene y que le acaban de empezar a salir hace apenas un mes y parlotear en un idioma que nadie entiende.
Es un bebé curioso, un poco bruto y con mucha fuerza. Que tiene un sueño ligero y que (de momento) come muy bien. Es muy diferente a su hermano y eso nos ha hecho replantearnos muchas de nuestras rutinas con él pero la verdad es que se porta muy bien y los dos nos ponen las cosas muy fácil, aunque también tenemos nuestros momentos de agobio como todos.

Ahora está gateando por toda la habitación mientras esc…

Eligiendo silla de paseo

Este verano vamos a hacer un viaje en avión por primera vez con el peque y por este motivo ando comiéndome la cabeza para elegir una silla de paseo cómoda y ligera para llevarnos.
Como algunos ya sabéis cuando nació el peque elegimos como carrito el Bugaboo Cameleon y la verdad es que estoy encantada con el y me sigue pareciendo una opción estupenda. Mi hijo aun va en su carro cuando damos largos paseos y todos los días duerme la siesta en el, y esa es una de mis mayores preocupaciones a la hora de elegir una silla de paseo ya que aprovechando la compra dejaríamos el bugaboo para cuando decidamos darle un hermanito y a partir de ahora usaríamos esa silla más ligera.

Después de darle muchas vueltas encontré una silla que me parecía la elegida: la Emotion de Baby Home: pesa poco, se pliega facilmente, lleva manillar corrido (cada una tiene sus manías y a mi me gustan así...), reposapies amplio y reclina muy bien. El problema es que es pequeña para mi hijo que cuando lo sentamos la cabez…