Ir al contenido principal

Postparto y organización.

Hoy cumplo la famosa cuarentena y aprovecho un momentito de "libertad" sin peques, que han salido con su padre de paseo, para contaros como va todo.

Como ya os dije, me estoy recuperando mejor de la cesárea que la vez anterior. Tampoco tengo nada de anemia y eso hace que esté más activa y mejor de ánimos. La zona de la cicatriz me sigue molestando ya que aun esta un poco inflamada y tengo la piel muy sensible pero ya se por experiencia que esa sensación tarda en desaparecer.
Por otra parte, al haber tocado un poco la vejiga, estuve muy molesta unos días al orinar pero ya me dijo la ginecóloga que era normal y que se me iría pasando poco a poco.

Los 15 primeros días me los tuve que pasar casi de reposo por indicación medica. De la cama al sofá y viceversa y poco más, además no me quitó los puntos hasta que pasaron doce días cuando la vez anterior solo los tuve una semana.
Después, el primer mes, de reposo relativo también y hasta que no ha pasado no me ha dejado hacer ciertas cosas como conducir (que mono tenia ya de coger mi coche...) y hasta que no pasen tres meses tengo prohibido coger peso (aunque tengo que coger al peque dormido cuando lo recojo de la  guardería) o hacer grandes esfuerzos.
Con todas estas instrucciones, me hizo darme cuenta que esta vez había sido verdaderamente una operación más complicada ya que con la cesárea anterior no me dijo nada de esto.

Respecto a la organización, pues estoy totalmente centrada en el bebé. Seguimos con el pecho y el biberón después pero tarda muchísimo en hacer las tomas con lo que me tiro cerca de una hora sentada solo dándole de comer y además solo quiere estar en brazos con lo que si lo suelto un momento en el carro o la hamaca para poder hacer algo dura como mucho 5 minutos y se pone a protestar y llorar. Solo puedo dejarlo una vez que se ha dormido en brazos pero como también tiene gases pues cuando le entran se pone muy molesto y solo quiere estar en brazos de nuevo.
Con este panorama de no poder hacer nada, tengo a mi madre que se viene por las mañanas al menos para poder poner lavadoras, tender o planchar. La pobre me trae hasta la comida para que no tenga que hacer nada y es que hasta que ella no llega no puedo ni ducharme!! Menos mal que como toma biberón, puedo dejarlo después de tomar el pecho para ir por ejemplo a recoger al peque de la guarde o simplemente vestirme o desayunar.
Al menos por las noches se porta bien. Después del baño y la ultima toma suele aguantar ya unas 4 o 5 horas (el resto del día no pasamos de tres) y aunque tarda en comer, se duerme de nuevo hasta la siguiente toma que eso durante el día no lo suele hacer; aunque espero que poco a poco vaya cogiendo una rutina más definida y nos podamos organizar mejor.

Tengo pendiente contados que tal se ha tomado el Peque la llegada de su hermano, pero lo dejo para otra entrada.

Besos!




Comentarios

  1. Que bueno tener ahí madre cerca. La casa puede esperar, tu cuídate y cuida del bebé. Besos a los 4!

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que la abuela está disponible. Parece mentira que se pase tanto. No se soportaría si no fuera la consecuencia de algo tan maravilloso. Me alegra que poco a poco estés mejorando. Besitos para todos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final una cesárea es una cirugía mayor y si no fuera porque trae un bebe asociado sería un postoperatorio muy largo!!. Un beso enorme.

      Eliminar

Publicar un comentario

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!

Entradas populares de este blog

¡Feliz cumpleaños gordi!

Hace un año nacía mi gordi por cesárea programada. Un bebé que salió llorando y que en este año ha demostrado que tiene un genio considerable.

Un año donde los bebés experimentan el mayor cambio de sus vidas y donde ha pasado de ser un bebé que apenas se movía, que comía y dormía a ser un niño que no para, que gatea por toda la casa y a todo se sube. Que le encanta pasear en su carro y que pierde el norte con su hermano mayor.
Me encanta verlo sonreír con los cuatro dientes que tiene y que le acaban de empezar a salir hace apenas un mes y parlotear en un idioma que nadie entiende.
Es un bebé curioso, un poco bruto y con mucha fuerza. Que tiene un sueño ligero y que (de momento) come muy bien. Es muy diferente a su hermano y eso nos ha hecho replantearnos muchas de nuestras rutinas con él pero la verdad es que se porta muy bien y los dos nos ponen las cosas muy fácil, aunque también tenemos nuestros momentos de agobio como todos.

Ahora está gateando por toda la habitación mientras esc…

Altas capacidades

A principios de verano el Pelirrojo fue diagnosticado de altas capacidades complejas. Las altas capacidades de definen como "una inteligencia superior a la media, un potencial por desarrollar, una forma de aprender y sentir diferente y un desarrollo asincrónico" y se define a los niños de altas capacidades como "aquellos que tienen una capacidad de aprendizaje muy superior y una forma de aprender radicalmente distinta que los diferencia del resto de niños de su edad".

Esto fue lo primero que yo leí cuando mi hermana (que es pedagoga y lleva mucho tiempo dándome la matraca con esto) empezó a insinuarnos que el Pelirrojo podía tener altas capacidades casi desde la guardería pero yo no veía a mi hijo reflejado ahí ni el colegio nos decía nada así que estaba bastante reacia a hacerle las pruebas pero tanto mi hermana como mi marido insistían y me mandaban artículos donde, con el paso de los años, si he ido reconociendo algunas características del niño como por ejemplo …

Viernes de lectura IX: Cierra los ojos, Ona

Hace tiempo que no dedicaba un post a un libro y ya tocaba no? así que os traigo un libro precioso que le ha traído mi prima a los niños y que sirve para relajarse a la hora de ir a dormir.

Su autora, Raquel Piñero, es fundadora de la marca Yoga kids y con este libro, financiado a través de crowdfunding en Verkami, enseña a los niños unas pequeñas técnicas de relajación y respiración para calmarse antes de ir a dormir.

Cierra los ojos, Ona nos cuenta la historia de la pequeña rana Ona que no quiere dormir porque quiere jugar e imagina que es un león en la selva, un pájaro volando o un canguro dando saltos pero su mamá le dice que es de noche y tiene que ir a dormir, que tiene que cerrar los ojitos, respirar lentamente, coger su peluche favorito y escuchar lo que ella tiene que contarle.
Y así, le va contando como se sienten las cosas con los ojos cerrados, que puede soñar que su cuerpo es ligero como una nube de algodón y se va dejando llevar por el viento; que vuela como un pájaro y …