viernes, 21 de noviembre de 2014

No soy mamá de parque

Ahora que tengo más "vida social" con el peque, que salimos por las tardes al parque casi todos los días y que ya juega con sus amigos y compañeros del colegio, me ha tocado a mi también alternar con las vecinas y las madres de los niños y me he dado cuenta que no soy una mamá de parque. Y aquí están mis razones:
- La mayoría de las madres que coinciden allí conmigo son mayores que yo. Sus hijos, los que tienen la edad del peque ya son los segundos o terceros así que sus temas de conversación del cole no tienen nada que ver conmigo (generalmente son de sus hijos mayores)
- O mi hijo es muy bueno, o los suyos unos demonios porque nunca pueden salir con ellos a casi ningún sitio y cuando eran bebés era un infierno porque no podían hacer nada. Antes, decía que el mío no era así y que no había tenido ningún problema para salir cuando era más pequeño porque se entretenía en su carro pero después de que me hayan dicho varias veces que es que mi hijo era un santo y que eso no es lo normal, ya no digo nada. Y que conste que no creo que mi hijo sea mejor que nadie y por supuesto tampoco un santo pero cuando salimos a comer con él se porta bien, no sale corriendo ni molesta a nadie y si se aburre y me pide el móvil mientras terminamos de comer se lo doy y tan tranquilos.
Si salimos con amigos y está con más niños, procuramos ir a un sitio donde puedan jugar, correr y comportarse como los niños que son sin molestar a nadie.
- Dentro de las madre de parque que frecuento están las que pasan totalmente de los niños aunque estén pegando a los demás y las que están todo el rato encima de los niños (los suyos y los de las demás). No se cual de los dos tipos me molesta más porque ni soy capaz de decirle a una madre que su hijo le ha pegado o empujado al mío ni me gustan que este dirigiendo o mandando a mi hijo a jugar a algo cuando él no quiere y encima te miran como si fueras una mala madre.
Por mi parte, estoy pendiente de lo que hace mi hijo, pero lo dejo que se relacione a su aire. Intervengo si veo que se está peleando con otro niño o si le escucho decir algo que no me gusta como decirle a otro niño que no puede jugar con ellos. No voy al parque a estar de charla con nadie pasando de mis hijos ni tampoco a tenerlo a mi lado sin poder hacer nada. Si quiero irme de charla tranquila y café ya llamo a una de mis amigas...
- Sus temas de conversación, gustos o intereses no suelen coincidir con los míos y eso hace que a veces me quede callada con lo que seguramente pensaran que soy algo rarita...

De todas las madres/padres que se juntan en el parque, que conste que son simpáticas, amables y siempre hablamos todos, hay dos con las que me llevo mejor o conecto más. Ambas son de mi misma urbanización, tienen a sus hijos en la misma clase del peque y nuestros hijos son amigos. Son también  más cercanas a mi edad y por eso tenemos más temas de conversación en común pero no bajan al parque todos los días.

Siento si el tono de esta entrada es un poco más negativo que de costumbre pero hoy necesitaba desahogarme un poco.
¿Y vosotros, sois madres de parque u os sentís #malasmadres como yo?

Besos!

2 comentarios:

  1. No te sientas malamadre en absoluto porque es de lo más normal...tipos de madres hay a millones y bueno, no tenemos por qué ser uña y carne con todas! :P
    Yo de momento al parque voy poco la verdad, no he llegado a la etapa "juntarnos con los niños del cole" pero cuando llegue ya te iré contando ;)

    Un besazo enorme guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cada vez lo llevo peor Luci!! Y ya sabes, ¡yo soy malamadre confesa! Jajajaj
      Ya me contarás en día que te llegue el momento.
      Un besazo guapísima!!

      Eliminar

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!