domingo, 3 de abril de 2011

¡¡¡De vuelta y con super ordenador!!!



Este de aquí es nuestro nuevo ordenador. Aunque finalmente pudieron arreglarnos el portátil, decidimos que por fin, después de estar pensándolo unos cuantos años nos íbamos a dar el capricho. Así que dicho y hecho. Desde hace unas semanas, este es el nuevo aspecto de nuestra mesa de despacho.



Además, ya nos hemos liado la manta a la cabeza del todo y mi chico me regaló el Ipad2. Dice que es para que le mande fotos gratis del peque todos los días cuando se tenga que ir a trabajar, pero la verdad ¡es que estamos super enganchados!

Tecnología aparte, os cuento que mañana entro en la semana 39 y esto se empieza a hacer muuuuy pesado. Me duelen mucho las lumbares y de vez en cuando me entra un dolor en la espalda y la tripa que me paraliza entera. La semana pasada estuve en monitores y todo va fenomenal, pero ni una contracción a la vista. Nos dijeron que el peque está bien de talla y de peso, que no va a ser muy grande (al menos cuando nazca ¡bien!) y que más o menos pesará unos 3,200 g.
Por mi parte, he puesto unos 8 kilos hasta el momento pero la gente que me ve no se cree que me quede solo una semana para salir de cuentas. Sigo durmiendo bien y estoy muy activa. Tanto, que una antigua lesión de tobillo que tengo se ha resentido entre la actividad y el peso adicional y me ha obligado a llevar tobillera durante unos días. Espero que se pase pronto porque ya era lo que me faltaba...

Ya tengo la bolsa para el hospital preparada. He metido tantas cosas que parece que en vez de al hospital vamos de viaje. Seguro que al final no me hacen falta ni la mitad de las cosas, pero mi madre y mi suegra insisten tanto... Vamos que van a tener al peque todo el día de punta en blanco. ¡Con lo cómodo que estará mi niño con sus pijamitas!
Os dejo unas fotillos de la habitación del peque. Como veis no hay mucho, el moisés super cursi en el que se empeñaron sus abuelas. Eso sí, super cómodo para mi, para desplazarlo por la casa y además es grande y altito, que las minis cunas no me gustan por su profundidad y como la cuna normal no cabe en nuestra habitación, si lo ponía en un capazo convencional lo iba a tener que sacar muy pronto de la habitación.
Luego está su cuna y la cómoda que voy a usar también como cambiador. En la pared que no se ve, están una estantería colgada y una butaca. Ah! Las cortinas es una pena que no se aprecien bien, pero son blancas con estrellitas bordadas también en blancas. Aun nos faltan algunas cosas por poner, pero bueno, no hay prisa, que lo importante ya esta todo.



El día 7 vuelvo a monitores, así que ya os contaré que tal nos ha ido. 
Ángela, te mando besazo enorme!!! Ya sabes que eres la mejor!! Beatriz, Ángela, ya sabéis que tenéis una visita pendiente eh? jajjajaja.
Ciao!

4 comentarios:

  1. Alba: EL cuarto es súper mono que yo leo he visto en persona y en cuanto al capazo sí que es un poco cursi pero bueno había que darle un capricho a las abuelas no?? Por cierto no lo maltrates mucho y así le podemos sacar provecho las demás jeje!! un besito y ánimo que ya queda muy poquito para que tengamos aquí al gordito! Fdo: La súper-tita.

    ResponderEliminar
  2. Oooooohhh!!! Me encanta el moisés.....me da igual que sea cursi es una monada.....tu niño va a ser tratado como merece, como un príncipe. La visita dala por hecho en cuanto te recuperes un poquito. Enhorabuena por el ordenador....ya no hay excusa para actualizar más a menudo el blog!!! La bolsa del hospital no está mal que esté llena como siempre dicen "por si acaso".
    Besotes y mucho ánimo!!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo quiero un cuarto así. Que envidia os tengoooooooo...

    ResponderEliminar
  4. Raúl, con tranquilidad que todo llega jajaja. Ya te veré yo a ti decidiendo donde meter las miles de cosas que estabn en esa habitación y que ahora no caben en ningún sitio jajajaja. Y si no, te pongo una cama en este si te gusta para ti jajajaaj

    ResponderEliminar

Ya que estais por aqui... ¡a cotorrear!